Castillo Benavente, Fremap y López-Romero, premiados por fomentar la prevención de riesgos laborales

Castillo Benavente, Fremap y López-Romero, premiados por fomentar la prevención de riesgos laborales

El consejero de Empleo entrega en Zamora los reconocimientos a empresas y ciudadanos y destaca su «papel activo» en la salud laboral

ALICIA PÉREZZAMORA

El Centro Especial de Empleo Castillo Benavente, ubicado en las provincias de León y Zamora; la mutua Fremap y la profesora de la Facultad de Ciencias del Trabajo de Palencia María Piedad López-Romero recibieron ayer los Premios a la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León. Estos premios reconocen a empresas y ciudadanos que han tenido «un papel activo» en la mejora de la lucha contra los riesgos laborales, según explicó el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo.

Fue el consejero el encargado de entregar los premios en el salón de actos del Museo Etnográfico de Castilla y León, en Zamora, y destacó que el objetivo de los premios es reforzar las conductas dirigidas a valorar la vida y la salud de los trabajadores, el fomento de la cultura preventiva en la sociedad y potenciar la integración de la prevención en los sistemas de gestión de las empresas.

El premio correspondiente al reconocimiento en materia de prevención a Pymes recayó en el Centro Especial de Empleo Grupo Castillo Benavente, que ha impulsado una política de prevención basada en los estándares de una certificación reconocida internacionalmente y que garantiza el cumplimiento en las políticas preventivas como modelo a seguir por otras empresas.

Castillo Benavente ha hecho una evaluación de riesgos adaptada a las necesidades de cada trabajador y evaluaciones específicas para trabajadores especialmente sensibles, así como un procedimiento preventivo de violencia en el trabajo.

La mutua Fremap, colaboradora con la Seguridad Social, ha sido reconocida en la categoría de entidades sin ánimo de lucro por su taller de capacitación de formadores de técnicos movilizadores de personas con movilidad reducida.

Ha desarrollado 22 talleres con 428 asistentes y cinco jornadas a las que han asistido 217 personas en la comunidad.

También fue premiada María Piedad López-Romero, profesora de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Facultad de Ciencias del Trabajo de Palencia. Profesora de Prevención de Riesgos Laborales y perito judicial, su actividad refleja su dedicación a la divulgación, dirección y coordinación de eventos y publicaciones, entre otras actividades profesionales.

López-Romero defiende la tesis de que la prevención no comienza en el ámbito laboral, sino en las etapas anteriores, concretamente en el sistema educativo.

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, defendió, antes de la entrega de premios en la capital zamorana, que la prevención de riesgos laborales es uno de los grandes asuntos que competen al conjunto de la humanidad. Aseguró que el objetivo de la Junta es reducir la tasa a cero porque «ninguna persona que ejerza el derecho de trabajar tiene que correr por ello un riesgo en su vida».

Por este motivo, la salud laboral es uno de los cuatro ejes en los que se asienta la estrategia de empleo de Castilla y León hasta el año 2020, una estrategia que se ha pactado en el ámbito del Diálogo Social, según recordó.

Apuesta el consejero por avanzar en materia de investigación, para lo que se ha firmado un convenio con universidades, y también por la formación de los trabajadores, pero también en el ámbito universitario y en la educación no universitaria.

Destacó la importancia también de las labores de orientación y de asesoramiento, con más de 16.000 visitas a empresas en lo que va de legislatura realizadas por los representantes de los trabajadores y de los empresarios de la comunidad.

«Entre las grandes prioridades de la sociedad en materia de empleo está crear empleo y que el empleo sea de calidad, pero no podemos olvidar que no hay empleo de calidad si no somos capaces de reducir riesgos laborales y esta es la tarea que hoy tenemos por delante», manifestó Fernández Carriedo.

El consejero explicó que existe el riesgo de que aumente la siniestralidad laboral por el aumento de la actividad económica en Castilla y León, la incorporación al mercado de trabajo de personas que no habían trabajado nunca por ser muy jóvenes o personas que hacía años que no trabajaban y porque algunas de estas personas se están incorporando al mercado de trabajo en condiciones de no estabilidad.

«En la medida en la que seamos capaces de orientar la formación hacia los nuevos empleos, de abordar el reto que supone la mayor actividad y de mejorar la estabilidad en los empleos, estaremos haciendo un esfuerzo también por reducir esos riesgos laborales», defendió.

Fotos

Vídeos