La Fiscalía confió en la madre de la niña muerta por malos tratos, que acusó a su exmarido

La madre con la niña en las fiestas de Pedrajas. / El Norte

Asegura que el 19 de julio remitió a la Junta el atestado del caso de la niña fallecida «por ser el órgano competente»

EL NORTEValladolid

El desamparo que sufrió la niña de la Rondilla que murió el jueves víctima de malos tratos y agresiones sexuales ha puesto el foco en las instituciones encargadas de intervenir en estos casos. Por su parte, la Fiscalía Provincial de Valladolid ha emitido un comunicado en el que explica que esta institución recibió copia del atestado y que el 19 de julio de 2017 (ocho días después de que la niña fuera atendida por los servicios sanitarios) y, «sin perjuicio de las actuaciones que pudieran realizar los órganos judiciales», entendió «que era conveniente someter a valoración y control la situación familiar de la menor». Por este motivo, la Fiscalía de Menores remitió el atestado a la Junta de Castilla y León «en tanto que es la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de la misma el órgano competente para la adopción de medidas de protección sobre los menores de edad».

En el escrito, recuerda que la niña fue atendida el 11 de julio en un hospital vallisoletano -el privado Campo Grande- y que presentaba varias contusiones. En ese momento, la madre manifestó ser víctima de malos tratos por parte de su expareja, padre de la menor, «y señaló que las lesiones podían derivarse de los juegos de la niña con su hermana, también menor y que, en cualquier caso, la niña había estado con su padre la semana anterior».

Más información

Tras recibir asistencia médica, la niña fue entregada a su madre. La Policía Judicial presentó entonces el atestado ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer por la posible existencia de malos tratos al tiempo que entregó copia del mismo en la Fiscalía de Menores.

Esta institución explica en su comunicado que la madre de la menor dio a entender que, de existir malos tratos, «su expareja podía ser el cusante de las contusiones» y que, como ya no residía en España, no existía una «situación especial de alarma». «En ningún momento la madre de la menor mencionó que en la actualidad ella mantenía una relación sentimental con otra persona», añade la Fiscalía.

Fotos

Vídeos