El Norte de Castilla

vídeo

Interior del hotel. / Gabriel Villamil

El hotel Enara mantendrá los puestos de trabajo a pesar de la venta

  • Sus dueños, una familia vallisoletana que lo abrió en 1976 y lo reformó en 2010, cerró la venta a mediados de diciembre a una empresa segoviana

El hotel Enara, uno de los negocios históricos del sector en la capital, acaba de cambiar de manos. La familia vallisoletana que lo abrió en 1976, y que afrontó su ambiciosa ampliación y reforma hace menos de siete años, acaba de vender el negocio a la cadena hotelera ATH, que gestiona ya desde hace tres semanas el establecimiento de cuatro estrellas situado entre la calle Montero Calvo y la plaza de España.

La venta se cerró justo antes del inicio de las Navidades, el 20 de diciembre, y sus antiguos propietarios condicionaron el cambio de titularidad al mantenimiento de su ­plantilla de 25 trabajadores, algo que fue aceptado por la cadena ATH. De manera que el traspaso no ha sido traumático y tanto el hotel como su cafetería mantiene su actividad con normalidad e, incluso, su director es el ­mismo.

«Fue un proyecto ambicioso de mi familia y la venta del hotel nos deja un sabor agridulce, pero era la mejor solución para garantizar los puestos de trabajo», explicó ayer Enrique Raposa, su antiguo responsable, quien reconoció que llevaban cerca de un año intentando vender un negocio en el que invirtieron más de siete millones de euros en 2010. Aquel año duplicaron prácticamente su capacidad, hasta alcanzar sus actuales 55 habituaciones –decoradas con fotografías de Luis Laforga de los principales rincones de la capital– , y remozaron por completo el complejo, que reabrió sus puertas el 1 de julio.

Ribera del Duero, en Peñafiel

La cadena ATH, asentada en el ­entorno de la costa de Andalucía, prosigue así su expansión por el resto de la península y ya cuenta con dos hoteles en la provincia: el Enara y el Ribera del Duero (Peñafiel).