Prudencio San Pablo, alcalde de El Cabaco, cerca del cartel indicador del municipio.
Prudencio San Pablo, alcalde de El Cabaco, cerca del cartel indicador del municipio. / M.J. GUTIÉRREZ

«La implantación de empresas es inviable por las malas telecomunicaciones»

  • Prudencio San Pablo: Alcalde de El Cabaco

  • El municipio celebra este fin de semana las fiestas denominadas La Emperrá, en las que se mantienen los actos tradicionales

El quehacer cotidiano de los vecinos de El Cabaco se verá interrumpido en la jornada de hoy por el inicio de las fiestas de La Emperrá, unas celebraciones que como cada año organiza el Ayuntamiento de El Cabaco y de las que habla el alcalde, Prudencio San Pablo, a la vez que hace un repaso a la gestión municipal.

–Ya están aquí las fiestas de La Emperrá. ¿Los actos son como otros años o se han introducido novedades?

–Continuamos con los actos tradicionales, con los básicos, sin introducir novedades ni tampoco nada complementario. Hoy comenzamos con la sardinada a las 20:00 horas, que tendremos que realizar en la nave, porque el tiempo está muy revuelto y hace todavía frío en el merendero. Hoy (por ayer), por ejemplo, no ha dejado de llover, así que haremos la merienda a base de sardinas, panceta y chorizo, acompañado de vino, en la nave, con el acompañamiento del tamborilero Juan Pablo, ya que el tamborilero local -Agustín- no puede venir porque está en la feria del libro de Salamanca. Mañana, sábado, será la misa a las 13:15 horas, seguida de la procesión, que estará también amenizada por el tamborilero Juan Pablo, y por la noche habrá verbena a las 23:30 horas en la nave. Y el domingo, como todos los años, tendremos la comida en la Dehesa.

- Normalmente, la comida es el acto al que más gente acude, podemos decir que el más multitudinario, porque se da cita todo el pueblo. ¿Cuánta gente prevé que estará este año?

- Menos que otros años, calculamos que entre 100 y 150 personas, porque este año la comida coincide con las comuniones y unas 30 personas sabremos que faltarán.

- La paella de ese día, ¿la siguen preparando las mujeres del pueblo con la ayuda de los hombres?

- Sí, son las mujeres las que se encargan. Los hombres van sobre las once para hacer la lumbre y después ellas hacen la comida. Estamos rezando para que nos acompañe el buen tiempo y podamos tener una buena jornada de convivencia.

- Pasando a otra cuestión, que me dice del año que llevan de la actual legislatura, ¿está transcurriendo normal y sin grandes problemas?

- Ha sido un año en el que hemos estado bastante tranquilos, el desarrollo ha sido normal y estamos continuando como en la anterior legislatura sin grandes problemas. Pero debo señalar que está siendo quizás más fácil porque ahora le puedo dedicar más tiempo al vivir durante todo el año en el pueblo.

- ¿Ya tiene pensado a qué van a dedicar los fondos de los Planes Provinciales de este año?

- Vamos a pavimentar y cambiar el saneamiento de dos calles -el final de la calle Mayor y un rincón que hay allí-, y ya quedan pocas en el por renovar, algunos rincones sólo. Y también queremos hacer una pista de padel al lado del campo de fútbol, en la trasera del frontón.

- ¿Algún otro proyecto a la vista?

- Estamos pensando en ampliar la capacidad del pantano, sanear la piscina natural, porque pierde agua, pero es difícil que podamos hacerlo este año, tendrá que ser para el próximo y tendremos que buscar financiación.

- ¿Cuál es la situación actual del pueblo, tienen alguna necesidad para la que necesiten la ayuda de las administraciones?

- Queremos llevar a cabo la limpieza de la zona arqueológica de la Fuente La Mora, que está llena de árboles y de maleza. Es un proyecto para el que tenemos que encontrar financiación, por lo que mi idea es presentárselo al presidente de la Diputación y también llevarlo a Patrimonio a la Junta, a ver si podemos llevarlo a cabo. Por otro lado, me gustaría tirarle de las orejas a las administraciones, sobre todo a la Junta de Castilla y León por las ayudas selectivas que han hecho de los fondos para obreros, que se las han dado a 95 pueblos de la provincia y me parece muy mal y me siento discriminado como el resto de los pueblos a los que no se les ha dado, porque creo que merecemos todos el mismo respeto seamos mayores o más pequeños. Y después el plan complementario que han sacado, el Plan de Ayuda al Turismo y Fomento de Cultura, estamos en las mismas circunstancias, hemos concursado pero prácticamente sin opciones a nada, porque las bases que han puesto son muy selectivas.

- ¿Entonces este año no podrán contratar empleados?

- Sí, porque la Diputación nos ha dado 6.778 euros para obreros y 6.778 euros para obra, por lo que estamos pendientes de coger un par de obreros durante tres meses.

- ¿Alguna otra cuestión que le gustaría reivindicar?

- La situación de las telecomunicaciones, es inviable que ninguna empresa se pueda instalar en los pueblos por la situación en la que nos encontramos, que es muy mala. Además, y respecto a la televisión, ahora hay canales que no podemos sintonizar, he llamado a la Junta y no tienen intención de hacer nada, como tampoco Retevisión, que me han dicho que mientras no haya alguna administración que pague, la situación seguirá igual. Parece ser que la Sierra no importa, así que como para instalarse nuevas empresas aquí.

- Se habla mucho de la despoblación de los pueblos, ¿cuál es la situación de El Cabaco?

- La misma que en todos los pueblos, cada vez tenemos menos habitantes. En El Cabaco van disminuyendo poco a poco, cada vez hay menos empadronados, según el último censo estamos en 244 habitantes, en los dos últimos años ha descendido en 12 personas. Hay que tener en cuenta que hay personas que aunque vienen los fines de semana o en vacaciones no están empadronados aquí, porque tienen hijos y para los colegios es conveniente que estén empadronados en su lugar de residencia, por lo que es muy difícil subir el número de habitantes.