El Norte de Castilla

Los yihadistas detenidos en Madrid trataron de hacerse con fusiles de asalto, armas cortas y granadas

vídeo

Varios agentes de la Policía Nacional. / EFE

  • Pedraz les envía a la cárcel tras constatar que llegaron a ofrecer 6.000 euros para intentarse hacerse con un arsenal

Los yihadistas detenidos en Madrid el pasado miércoles, que guardaban cinco cargadores de kalashnikov, intentaron hacerse en el mercado negro con AK-47, armas cortas y granadas, según ha desvelado el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, en el auto con el que este viernes les ha enviado a prisión acusados de “enaltecimiento del terrorismo y depósito de "municiones y armas de guerra".

El magistrado, que apunta a que no consta que consiguieran su propósito, no aclara si los dos arrestados pretendían llevar un atentado en España similar a los perpetrados en París, donde los yihadistas usaron kalashnikov.

El juez Pedraz destaca en el auto de prisión que los dos detenidos –Edrissa Ceesay Sanuwo y Samir Sennouni Mouh– "han seguido una progresiva radicalización de corte yihadista tras conseguir de una persona un fusil AK-47, conocido como Kalasnikov".

El magistrado apunta que "realizaron diversos vídeos portando el mismo así como un machete militar, con atributos del Daesh, entre ellos la bandera, e insertando cantos islámicos y frases de corte yihadista". Añade que lo publicaron en Instagram primero como difusión pública y luego "entre amigos". Después en Facebook y Youtube.

Asimismo, el instructor señala que el maroquí y el gambiano pretendían comprar en el mercado negro fusiles AK-47, armas cortas y granadas de mano, para lo que llegaron a tener una reunión con un tercero al que ofrecieron por los primeros hasta 6.000 euros, sin que conste que los adquirieran. En las entradas y registros ha sido incautada una tarjeta SD con los vídeos, material informático, cinco cargadores vacíos de arma larga, 37 cartuchos de calibre 7.62 mm., y una funda de arma larga.