Jeremy Corbyn es reelegido líder del Partido Laborista británico

vídeo

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn. / Oli Scarff (Afp) | Europa Press

  • El candidato, de 67 años, obtuvo el 61,8% de los votos y superó ampliamente a su único rival, el diputado Owen Smith, de 46 años, con el 38,2%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El líder del Partido Laborista, el diputado Jeremy Corbyn, ha sido reelegido con amplia ventaja al frente de la principal formación opositora británica, según los resultados oficiales difundidos en Liverpool, donde se celebra el congreso del partido. Corbyn, de 67 años, obtuvo el 61,8% de los votos, superando a su único rival, el diputado Owen Smith, de 46 años, que consiguió el 38,2% de los sufragios.

Gracias al apoyo de las bases, Corbyn afianzó su poder, cuestionado por la mayoría de los diputados laboristas, pero nada indica que la crisis que vive el partido desde el triunfo del Brexit haya quedado superada. A pesar de la resistencia de los diputados y de una parte del aparato del partido, Corbyn, paladín de la izquierda laborista, mejoró en votos y en porcentaje el resultado de 2015, cuando fue electo jefe de la oposición por primera vez.

Esta vez obtuvo 313.209 votos contra 251.417 en 2015, o sea el 61,8% de los sufragios frente al 59,48% de hace un año. "Trabajemos juntos por un verdadero cambio" y "hagamos tabla rasa del pasado", declaró Corbyn inmediatamente después del anuncio de los resultados saludado por un prolongado aplauso de los congresistas.

Tras anunciarse el nombre del ganador de esos comicios internos, Corbyn urgió al Laborismo a "trabajar juntos para lograr un verdadero cambio" en el Reino Unido. Corbyn "agradeció" a su rival en este proceso, Owen Smith, "las buenas discusiones mantenidas" durante un "verano interesante" y remarcó que ambos son parte "de la misma familia laborista", algo que "siempre va a ser así". "Yo haré lo que esté en mi mano para recompensar por la confianza y el apoyo y unificar al partido", aseguró Corbyn, quien también dijo estar dispuesto a centrar sus energías en lograr "una alternativa genuina" contra los planes del gobernante partido tory, "que amenazan con hacer retroceder al país".

Batalla entre bases y diputados

Los sindicatos -principal fuente de financiación del partido- fueron los primeros en acoger con entusiasmo la revalidación del liderazgo de Corbyn, si bien diferentes líderes sindicales coincidieron en que el partido tiene ante sí un gran reto. Dave Prentis, secretario general de Unison, consideró hoy que Corbyn "ha ganado porque ha captado las ilusiones de los miembros del partido". "Sus simpatizantes se sienten inspirados por sus promesas de poner fin a la austeridad, reparar los servicios públicos y construir un tipo de economía diferente", apuntó Prentis al tiempo que reconoció el "desafío político" que deberá afrontar el líder.