Emma Suárez, sobre el papel de la mujer: «Solo cuando te lo ponen difícil te hacen crecer»

Emma Suárez con sus dos galardones.
Emma Suárez con sus dos galardones. / Reuters
  • La actriz logra un hito solo alcanzado hace 30 años por Verónica Forqué y se lleva el doblete con el Goya a la mejor Actriz de Reparto y el de la mejor Actriz Protagonista

Hace 30 años, Verónica Forqué conseguía marcar un hito en los premios Goya ganando el premio a la Mejor Actriz de Reparto por su trabajo en ‘Moros y Cristianos’ y el Goya a la Mejor Actriz por ‘La vida alegre’, de Fernando Colomo. En la categoría masculina nunca ha pasado todavía. Tres décadas después, la actriz Emma Suárez ha logrado emular el doblete cinematográfico llevándose a casa el Goya como mejor actriz de reparto por ‘La próxima piel’ y el de Mejor Actriz Protagonista por su trabajo en ‘Julieta’, de Pedro Almodóvar. Suárez acumula con este tres ‘cabezones’, al sumar el que ganó por ‘El perro del hortelano’ que Pilar Miró dirigió en 1996.

“Me he acordado mucho de Pilar esta noche”, señalaba una Suárez emocionada y agradecida por un año en el que ha encadenado proyectos cinematográficos, pero que, recuerda, vino precedido de una temporada de cuatro años en los que se volcó en el teatro. “Durante ese tiempo no me llegó ninguna propuesta cinematográfica pero yo soy actriz de oficio; crecí con Fernando Fernán Gómez, Paco Rabal, Emio Gutiérrez Caba o Héctor Alterio y ellos me enseñaron que esto es un trabajo al que hay que dedicarle esfuerzo y constancia. Y a veces tienes la suerte de vivir una noche como esta”, explicaba la actriz.

En una gala de los Goya en la que el papel de la mujer en el sector ha tenido su espacio de reivindicación, Suárez señaló asimismo que “hay que agradecer a quien no comparten nuestros sueños, porque nos obligan a no renunciar a una lucha que nos permita vivir con dignidad. Solo las personas que te lo ponen difícil te hacen crecer”.

Doblete interpretativo

Suárez se ha llevado dos Goya por dos papeles “parecidos pero diferentes” en los que interpreta a una madre. “Cuando rodaba ‘La próxima piel’ y Pedro me dio el guion de ‘Julieta’ me asusté porque sentí que eran dos personajes paralelos, que compartían ciertos territorios y además un rodaje era inmediatamente posterior al otro”, relata la actriz ya con los dos Goya en la mano. “Pero cuando comencé a rodar con Pedro me di cuenta de que estaba en otro lugar, porque la mirada de un director es el protagonista de una película, es la que marca el tempo y la que dirige las emociones hacia lo que él quiere contar”.

En el caso de ‘La próxima piel’, Suárez interpreta a un personaje “tierno”, a una madre “que siente un amor incondicional hacia un hijo desaparecido y que comienza la película cuando este hijo llega a casa”. “Julieta en cambio es una madre que sufre el abandono y vive con la incertidumbre de no saber por qué, porque aquí Pedro plantea por qué abandonamos a las personas que amamos. La película habla de duelo, de ausencia, de culpa y de soledad y este personaje me ha permitido desentrañar territorios del dolor pero siempre acompañados de la belleza que rodea las películas de Almodóvar”.