a los músicos despedidos de la OSCyL convertirse en interinos

Gourlay, dirigiendo a la OSCyL en el último concierto de la pasada temporada.
Gourlay, dirigiendo a la OSCyL en el último concierto de la pasada temporada. / Alberto Mingueza

La interinidad se resolvería con una previsión de convocar las plazas fijas en los próximos tres años

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Lo que parecía un callejón sin salida empieza a tener solución. Al final de julio la Fundación Siglo despedía a diez músicos contratados de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León arguyendo una disposición solo aplicada literalmente en esta comunidad. A comienzos de temporada parece haber encontrado la manera de rectificar una decisión que afectaba al 12% de la plantilla de la OSCyL. La Fundación, que dirige Vicente Cuadrillero, ha ofrecido a los profesores convertirse en interinos, hasta que se vayan convocando las plazas fijas en el plazo de tres años. De los diez, nueve podrán ingresan directamente en esa interinidad mientras que deben solucionar un caso determinado por el paso de la concertino Wioletta Zabeck al tutti de violines.

5.120 firmantes

Entre el 28 de julio y el 5 de septiembre han mediado una recogida de firmas en la plataforma Change.org (yo apoyo OSCyL+10) que ayer sumaba 5.120 adhesiones, la movilización del comité de empresa, el interés mostrado por López Cobos, el apoyo del Procurador del Común y de los procuradores del resto de partidos del parlamento regional. También diez demandas individuales de los afectados y una impugnación de las pruebas convocadas por la gerencia de la Orquesta para contratar a los sustitutos de los sustitutos. Esta pirámide de contratos temporales se sostiene sobre la base de la ausencia de convocatoria de audiciones para cubrir las plazas de la OSCyL, que según convenio tiene estipulada una plantilla de 85 profesores.

La Sinfónica de Castilla y León retoma su trabajo con el concierto extraordinario de ferias y su participación en el Otoño Musical Soriano antes del comienzo de la temporada en el Miguel Delibes el 5 de octubre. Por primera vez estará sin concertino titular, ocupando esta silla con contratos por programas, así como sin ayudante de concertino. Tampoco la plaza de solista de los contrabajos está resuelta. Andrew Gourlay, director titular, iniciará su segundo año en el cargo con un estreno, un encargo de la OSCyL a Israel López Estelche.

Fotos

Vídeos