La experiencia emocional del vino

Cata en la jornada Imaginext. / Ramón Gómez

Generar experiencias a través del marketing emocional e innovar en el lenguaje comunicativo son los retos clave para la venta de vino online

ANDREA DÍEZVALLADOLID

Visual, olfativa y gustativa. Estas son las tres fases de una cata y que, a través de sensaciones, de emociones, nos permiten conocer un producto, el vino. Pero ¿cómo conseguirlo utilizando la tecnología? Ignacio Gurría, co-fundador y CEO de JIG acompañado de Manel Sarasa, fundador y CEO de Wineissocial y David Seijas, sumiller de El Bulli entre 2007 y 2015 ofrecieron distintos puntos de vista, basados en su experiencia personal y profesional en la última de las ponencias de Imaginext, «Neuromarketing y vino: el poder de las emociones».

Contenidos relacionados

«Creemos que el vino es disfrutar, todo lo que separe al consumidor de disfrutar no nos interesa». A partir de esta primera premisa, Manel Sarasa se refirió a dos aspectos fundamentales para triunfar en los negocios, racionalidad y emoción. Dos elementos a los que se debe sumar la tecnología porque «la tecnología será capaz de crear el canal de ventas más grande que existirá para el vino en el futuro». Y en este sentido, apuntó que es también necesario trabajar en el lenguaje del vino. El poder de la palabra en el mundo de la enología es un desafío que se debe afrontar para conectar con el consumidor final. «Creemos que innovando en el lenguaje comunicativo del vino e innovando en la tecnología seremos capaces de avanzar» insistió. Y en la misma línea se manifestó David Seijas que comparó el texto de dos etiquetas de un vino de tres euros y otro de veinte para demostrar que el lenguaje empleado era igual. «Estamos atrapados en la comunicación del vino», explicó. Por su parte, Ignacio Gurría, co-fundador y CEO de JIG, que moderó el debate posterior, recordó la importancia de trabajar el marketing emocional, en el caso de un producto como el vino, y de superar las barreras en los canales de distribución tradicionales para «conseguir cambiarlas».

En el momento de las conclusiones, los tres coincidieron en afirmar que la tecnología ayudará a vender «más y mejor» en un futuro inmediato. No obstante, Manel reconoció el esfuerzo inversor que debe hacer una pyme del sector de vino para vender por internet pero «es posible cerrar contratos con partners sin conflicto de canal» y David hizo hincapié en recordar que el nuevo público «lo captaremos a través de las nuevas tecnologías».

Imaginext está organizado por El Norte de Castilla y cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Valladolid, la Diputación de Valladolid, Correos y Rueda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos