Un año de violencia en Valladolid con cinco crímenes en la provincia

Policías en la puerta del bloque en el que vivía la víctima. /Gabriel Villamil
Policías en la puerta del bloque en el que vivía la víctima. / Gabriel Villamil

Tres homicidios se han registrado en la capital, otro en Castrillo de Tejeriego y uno más en Nava del Rey

EL NORTEValladolid

El año 2018 comenzó, en lo tocante a sucesos, con los ecos aún del último homicidio ocurrido en la provincia. El día 28 de diciembre de 2017, en Medina del Campo, un hombre irrumpió en el domicilio de su ex y, tras una discusión con su actual pareja, le apuñaló mortalmente. El presunto autor, 'El Terre', está aún a la espera de que se celebre el juicio. Era el tercer crimen de 2017 en la capital tras los casos de la niña Sara y de Sebitas, asesinado en Barrio España, se sumaba a la muerte de un anciano tras recibir una paliza en Peñafiel y preludiaba un 2018 aún más negro.

Los otros casos de 2018

A finales de enero, apenas un mes más tarde del crimen de Medina, llegaba el primer homicidio del año. Un hombre era detenido en Benidorm, donde confesó que había asesinado a su madre en su piso de la calle José Landrove, en Parquesol. Los agentes le capturaron después de que intentara suicidarse sin conseguirlo. Fue entonces cuando confesó el crimen. La víctima era Sacramento M., que vivía en el cuarto piso del número 15 de la calle Federico Landrove. El autor del homicidio era uno de sus tres hijos. Su marido había fallecido recientemente.

El siguiente suceso en esta cronología del crimen de 2018 llegó el 12 de agosto, cuando un menor de edad confesó haber propinado una brutal paliza a Francisco Javier U. P., más conocido en Valladolid como Eli. Un caso que además se complica por el hecho de que el agresor tenía apenas quince años cuando se produjeron los hechos y que tuvo el cruel añadido de que la víctima, Eli, pasó 41 días en el hospital, sin movilidad, hasta que falleció a últimos del mes de septiembre.

A finales de agosto, la localidad de Castrillo de Tejeriego amaneció en medio de una pesadilla. Un hombre había entrado en el bar Maribel, situado en la carretera que enlaza con Piñel, y sin mediar palabra había descerrajado varios tiros a quienes se encontraban en él en aquellos momentos. Como consecuencia de los disparos falleció un hombre de 46 años, Félix C., y otros tres resultaron heridos, dos de ellos graves. El autor de los hechos, Manuel M. B., de 32 años de edad, fue detenido. La víctima mortal tenía dos hijos y era natural de Esguevillas.

  • 57

personas han fallecido en Valladolid y provincia en los 48 crímenes registrados en lo que va de siglo. 36 de esos sucesos se produjeron en la capital y 12, en la provincia.

El reguero de muertes violentas no se detuvo allí. Un par de semanas más tarde, en Nava del Rey, un joven sufrió un accidente de tráfico cuando se escapaba del lugar donde había apuñalado mortalmente al novio de su madre. Después de haber pasado la noche de fiesta, ambos se enzarzaron en una pelea con navajas en la que el peor parado fue el hombre de 49 años. El agresor, de nuevo, un joven, en este caso de 18 años.

Más violencia

Otros sucesos no han tenido un desenlace tan trágico pero lo han rozado. A primeros de febrero, un hombre trató de asfixiar enValladolid a su pareja delante de sus hijos. Más tarde, a mediados de julio, tres personas resultaron heridas por arma blanca tras una discusión con otro grupo de asistentes a las fiestas de LaCistérniga.

En Tudela, la Guardia Civil arrestó a una mujer que había asestado varias cuchilladas a su expareja, un suceso que se registró el 14 de agosto. Y en Viana, también en fiestas, una mujer sufrió fracturas en las costillas y en la clavícula tras recibir una paliza cuando intermedió para defender a otras jóvenes que estaban siendo increpadas.

 

Fotos

Vídeos