Valladolid registra el dato histórico de 20,2 litros de agua en 10 minutos

Las calles de Valladolid recuperan la normalidad tras la tormenta./Ramón Gómez
Las calles de Valladolid recuperan la normalidad tras la tormenta. / Ramón Gómez

Reabierto el tráfico en los túneles de la ciudad tras «una noche complicada» con casi dos centenares de incidencias

El Norte
EL NORTEValladolid

Después de una larga noche de frenética actividad, obligada por la lluvia, Valladolid recupera la normalidad. Poco queda de los 37,2 litros por metro cuadrado que cayeron en una hora para anegar túneles, garajes y los distintos puntos de la ciudad. Una cifra histórica según la Aemet, que asegura que Valladolid registró anoche el episodio de mayor intensidad de agua de su historia, con 20,2 litros en diez minutos, que equivalen a 120 litros por metro cuadrado, considerado «torrencial», en palabras del jefe de Predicción y Vigilancia la Aemet en la comunidad, Jesús Gordaliza.

A consecuencia de la tromba de agua, se registraron 37,2 litros por metro cuadrado en las dos horas y veinticuatro minutos que duró el chubasco. Además anotó una racha de viento, en el momento de mayor intensidad, de 59 kilómetros por hora, ha detallado Gordaliza a Efe.

Esos 20,2 litros en diez minutos supone el episodio de mayor intensidad, ya que el anterior databa del 12 de julio de 1999 cuando se recogieron 19,1 litros en diez minutos; y en julio del 2006 y septiembre de 1999 se llegó a los 16,2 litros en diez minutos.

Tráfico fluido

Según informan fuentes de la Policía Local de Valladolid, el tráfico en la ciudad es de nuevo fluido tras la tormenta de anoche. A esta hora de la mañana, todos los túneles están abiertos y la única vía principal que permanecía cortada es la bajada del Estadio -la calle Padre José Acosta- ya ha sido reabierta poco después de las 8:00 horas.

La Policía reestableció el tráfico en los túneles de la plaza Circular y Vadillos antes de la medianoche del martes; mientras que el de Labradores se reabrío ya en la madrugada de este miércoles. Precisamente en este un conductor vio como casi el agua sepultaba su coche durante las últimas horas de la jornada del martes.

Pese a la recuperación de la normalidad en el tráfico, los servicios de seguridad recomiendan circular con prudencia por las numerosas balsas de agua que todavía permanecen distribuidas en algunos puntos de la ciudad.

Los Bomberos han registrado actuaciones hasta las 5:00 horas, y el Ayuntamiento contabiliza 180 incidencias, de las cuáles algunas no se han solucionado aún. «El funcionamiento ha sido muy bueno y la red de alcantarillas ha funcionado muy bien. Ahora imagino que los mayores problemas estarán en algunos garajes, porque en algunos el agua había alcanzado los 80 centímetros», afirma el concejal de Seguridad e Higiene, José Antonio Otero.

El peor funcionamiento del alcantarillado se dio en la calle Padre José Acosta, donde los residuos de los árboles y la tierra desplazada de la mediana colapsó las alcantarillas, lo que propició el embolsamiento del agua y que nueve vehículos quedasen atrapados, con momentos de tensión en algunos de sus conductores.

Los propios afectados tuvieron que esperar hasta bien pasada la medianoche para que, en algunos casos las grúas, se llevasen los coches.

A esta hora solo quedan pendientes retirar árboles de la vía pública o jardines, así como farolas que se vieron afectadas por la fuerza del viento y la lluvia.

La tormenta también ha provocado incidencias en el suministro eléctrico de la ciudad. En estos momentos carecen de luz las viviendas, comercios y alumbrado público de la zona de Las Angustias.

Trabajadores de Iberdrola drenan agua en la plaza de la Libertad para intentar solventar el problema con el suministro eléctrico.
Trabajadores de Iberdrola drenan agua en la plaza de la Libertad para intentar solventar el problema con el suministro eléctrico. / J. S.

El personal de Protección Civil estuvo trabajando durante cinco horas con un total de 12 efectivos en tres dotaciones desplegadas para restituir la normalidad en distintas zonas de Valladolid.

Por su parte, la sala del Centro de Emergencias 112 Castilla y León gestionó 150 avisos entre las 21:20 y las 22:30 horas a causa de incidencias relacionadas con la lluvia en la provincia de Valladolid. De ellas, 132 han sido en Valladolid capital, según informaron fuentes del servicio.

Daños en el edificio de las Cortes, en una persiana de Las Villas y en una escuela infantil municipal de Parquesol. / Rodrigo Jiménez/Rodrigo Ucero

Los avisos gestionados en el 112 en Valladolid capital se referían a en su mayoría a inundaciones (92), con sumideros saturados de agua en la vía pública, inundaciones en portales, bajos comerciales, viviendas o bodegas. Además, se han gestionado incidentes por filtraciones de agua (8), por obstáculos en la calzada y peligros de circulación (9), con balsas de agua en vía pública, presencia de ramas, alcantarillas levantadas, etc., objetos que suponen peligro de caída a vía pública (8), semáforos averiados, entre otros.

En la provincia de Valladolid se han recibido 18 avisos, desde Aldeamayor (2), Cigales (2), Íscar (1), Laguna de Duero (6), en Zaratán (2), Viana de Cega (2), Matapozuelos (1) y Portillo (1) y Arroyo de la Emcomienda (1), según informa Ica.