El senador Manuel Escarda optará a liderar el PSOE de Valladolid

Manuel Escarda junto con Teresa López, secretaria provincial en funciones. /Henar Sastre
Manuel Escarda junto con Teresa López, secretaria provincial en funciones. / Henar Sastre

Buscará el consenso interno como «hombre de paz y dialogante», aunque el sector crítico de Cecilio Vadillo baraja «plantar cara» con otro aspirante

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

El proceso interno en el que el Partido Socialista de Valladolid se embarcará en octubre para elegir al sucesor o sucesora de Teresa López al frente de la Secretaría Provincial tiene ya un nombre confirmado, el del senador Manuel Escarda. Este médico de familia de profesión, vinculado como forense a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), dará en los próximos días un paso al frente y registrará su candidatura para ser elegido líder socialista en la provincia de Valladolid tras la convocatoria de un Congreso Extraordinario donde se renovará a la Ejecutiva Provincial actual, en funciones. «Llevaba tiempo pensándolo», admitie en declaraciones a El Norte de Castilla. Y la decisión de Teresa López de apartarse para resolver la crisis interna en la que se hallaba la formación en la provincia le animó a trabajar por la formación política en la que milita desde hace 26 años. «Me han animado muchos compañeros, porque creo que me ven como un hombre de paz, de concordia y dialogante», añade.

Manuel Escarda, senador desde el pasado mes de abril y con intenciones de continuar en la Cámara Alta tras el 10 de noviembre, aspirará a la Secretaría Provincial con el objetivo de «trabajar ya la provincia para mejorar los resultados obtenidos en las elecciones municipales», pero también con el ánimo de abrir el PSOE «a la sociedad», de que sea «mucho más ágil y receptivo» y de fomentar «las agrupaciones y la afiliación». En este sentido, confía en recabar el «consenso» de la formación para poder resolver, «casi de forma inmediata y prioritaria» la portavocía en el Grupo Provincial Socialista, «que es la patata caliente». «Hace falta mucho trabajo en la provincia», apostilla.

De presentarse solo su candidatura, el PSOE celebrará el Congreso Extraordinario el 13 de octubre. Pero todo apunta a que podría haber más de un aspirante y tener que votar el día 19, pues el conocido como sector crítico, dirigido por el exsubdelegado del Gobierno, Cecilio Vadillo, ha avanzado su intención de presentar un candidato «para tener un proceso de participación de la militancia», aunque admitió que deberán analizarlo en una próxima reunión.

Una situación «lamentable»

Ha sido el propio Cecilio Vadillo, que hace dos años perdió con el 40% de los votos el proceso de primarias frente a Teresa López y fuera del circuito político desde entonces, quien ha arremetido contra lo ocurrido en el seno del PSOE con una situación «triste y lamentable» que, asegura, ya advirtieron de que podía pasar. «Esto podía ocurrir, es difícil estar en todos los sitios a la vez y el partido ha ido desapareciendo. No se ha trabajado, hemos obtenido unos malos resultados en las municipales y se ha agravado con la elección de diputados», critica.

En este sentido, asegura que su sector confía en que el PSOE recupere «el respeto a la discrepancia», pues señala que tras el anterior proceso el 40% de la militancia que votó su opción «quedó excluida». «Confiemos en que el Congreso Extraordinario sirva para recuperar la participación de la militancia. En principio no vamos a dejar que no haya alternativa a las personas que nos han llevado a esta situación», advirtió.