La Policía investiga una posible relación sexual previa a la brutal paliza ocurrida frente a Vallsur

Los hechos ocurrieron en el entorno del centro comercial, situado en la avenida de Zamora. /G. V.
Los hechos ocurrieron en el entorno del centro comercial, situado en la avenida de Zamora. / G. V.

Los agentes revisan las imágenes de las cámaras del centro comercial después de que un joven de 15 años se entregara como presunto autor

Lorena Sancho Yuste
LORENA SANCHO YUSTE

¿Qué ocurrió en la madrugada del domingo en el entorno del centro comercial Vallsur para que una persona travestida tuviera que ser trasladada a un centro hospitalario con una paliza que le dejó heridas de gravedad? ¿Qué relación había entre la víctima, que ayer permanecía en la UCI, y su agresor? ¿Se conocían previamente o fue un encuentro casual que terminó en una brutal agresión? Todas estas preguntas se afanan desde el pasado domingo en responder los agentes de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía que investigan este suceso, quienes desde primera hora del domingo revisan las grabaciones de las cámaras del centro comercial situado en la avenida de Zamora para aclarar un caso que tiene abiertas varias hipótesis. Una de ellas será determinar qué relación había entre agresor y víctima, una vez que las cámaras del centro comercial habrían recogido una posible relación sexual previa, que habría terminado con la brutal agresión que dejó insconciente y en situación crítica a una persona travestida de mujer, de 55 años de edad y que permanece en estado grave en el hospital Río Hortega.

Más información

El presunto agresor sería un joven de 15 años que el pasado domingo, entre las 19:00 y las 20:00 horas, se presentó acompañado de su madre en la Comisaría de Delicias para confesar la autoría de la brutal paliza y entregar algunos de los objetos personales que la víctima tenía en el bolso, con el que huyó el presunto agresor –entre ellos un teléfono móvil–. Se trata de un joven vallisoletano, que permanece detenido en las dependencias policiales y a quienes a última hora de ayer, según confirmaron fuentes oficiales de la Policía Nacional, aún no habían tomado declaración. De tal forma que los agentes solicitaron una ampliación del plazo de 24 horas estipulado para que un menor pueda pasar a disposición de la Fiscalía, órgano judicial que previsiblemente hoy se hará cargo del joven. ¿Qué ocurrió entre ambos para que el ahora detenido agrediera físicamente, de una forma tan brutal –según fuentes de la investigación pudo ayudarse incluso de una piedra– a este hombre de 55 años que en el momento del suceso portaba ropa de mujer –la Policía no ha podido confirmar de momento si era o no una persona 'trans'?

La Policía Científica espera la recuperación de la víctima para conocer su declaración de los hechos y aclarar así la posible relación sexual previa, toda vez que el presunto agresor es menor de edad. Este último está acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa y de robo con violencia.

Todo apunta así a que el presunto agresor actuó solo a la hora de propinar la fuerte paliza a la víctima. Fue el vigilante de seguridad del centro comercial quien sobre las 06:30 horas alertó al Servicio de Emergencias 112 de que, frente a la puerta principal de Vallsur, en la avenida de Zamora –al parecer junto a unas escaleras– se había producido una agresión física a una mujer. Fue entonces cuando, en el lugar de los hechos, la Policía Local y la Policía Nacional comprobaron que se trataba de un varón de en torno a 55 años, del que no pudieron comprobar su identidad una vez que el agresor había huido con su bolso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos