Los padres de la bebé grabada en un vídeo porno en Valladolid pactan diez años de prisión

Los padres de la bebé grabada en un vídeo porno en Valladolid pactan diez años de prisión

La Fiscalía pide al tribunal que imponga a los acusados la prohibición de comunicarse con su hija durante 19 años

El Norte
EL NORTEValladolid

Los padres de la bebé que fueron detenidos en agosto de 2017 en Valladolid tras un cruce de denuncias en su pelea por la custodia de la hija, a la que, además, se le detectó una intoxicación de cocaína durante un examen médico, han pactado una condena de diez años y un día de cárcel por un delito de abusos sexuales sobre la pequeña, en concurso medial con otro de utilización de la menor para la elaboración de material pornográfico.

Más información

Aunque el juicio, a puerta cerrada, está previsto para mañana y el martes en la Audiencia Provincial de Valladolid, el acuerdo alcanzado entre la ya expareja y la Fiscalía evitará la celebración de la correspondiente vista oral, que quedará limitada al acto en el que los dos encausados ratificarán la conformidad consistente en la aceptación de diez años y un día de privación de libertad para cada uno, según informan a Europa Press fuentes del caso.

Además, el padre y la madre de la menor asumen trece años de alejamiento de la niña y la imposibilidad de comunicarse con ella, la inhabilitación por un espacio de quince años para el ejercicio de profesión u oficio que implique el contacto con menores, así como la pérdida de la patria potestad de la pequeña y cinco años de libertad vigilada. También tendrán que participar en programas de educación sexual y, en concepto de responsabilidad civil, el pago, de forma conjunta y solidaria, de 20.000 euros en favor de la víctima.

Indemnizaciones

La petición inicial de la acusación pública elevaba la condena a un total de catorce años para cada uno, unido a la medida de prohibición de aproximarse a la niña y su domicilio a menos de 500 metros y comunicarse con ella por espacio de diecinueve años. A ello, además, había que añadir la libertad vigilada de los acusados por espacio de cinco años una vez que salgan de prisión.

Fiscalía también solicitaba su inhabilitación especial para empleo, cargo público o el ejercicio de cualquier oficio o profesión relacionado con menores de edad durante diecinueve años y la retirada de la patria potestad, además del pago de una indemnización a favor de la víctima, de forma conjunta y solidaria, por importe de 20.000 euros por daños morales. También tenían que abonar una indemnización a Sacyl de más de 4.000 euros por la asistencia dispensada a la menor.

Los dos acusados, que el día de autos ya estaban separados y vivían en domicilios distintos, estarían implicados en el vídeo. Ella le grabó mientras realizaba tocamientos en sus partes a la niña y le emitió por videoconferencia al padre para que éste satisfaciera sus deseos sexuales.