Un joven suma tres delitos en diez minutos por circular sin carné, ebrio y huir en Valladolid

Un joven suma tres delitos en diez minutos por circular sin carné, ebrio y huir en Valladolid
Ramón Gómez

El detenido, que llegó a golpear a los dos policías locales que le persiguieron, sumó una sanción más por posesión de drogas

J. Sanz
J. SANZ

El joven de 27 años que en la madrugada del pasado martes decidió ponerse al volante, pese a carecer de carné, y recorrer la ciudad mientras se tomaba una cerveza (también llevaba marihuana) recordará durante un tiempo lo ocurrido a partir de que fuera sorprendido por una patrulla de la Policía Local cuando «circulaba a una velocidad excesivamente lenta» por la calle Villabáñez, en Pajarillos. Allí, a la altura del cruce con Águila (cerca de la boca del túnel a Vadillos), fue parado por los agentes. Apenas diez minutos después sería detenido después de sumar tres delitos. Uno por circular sin carné, otro por negarse a someterse a las pruebas de alcohol y drogas (presentaba «signos evidentes» de haber consumido ambas) y un tercero por atentado a la autoridad. Eso además de llevarse una sanción administrativa (600 euros) por posesión de marihuana.

Los hechos se sucedieron a partir de las 2:30 horas, cuando los agentes pararon el Ford Fiesta del sospechoso en el cruce de las calles Villabáñez y Águila. Dentro, de entrada, los agentes vieron una lata de cerveza abierta. El conductor, al que después cachearían y encontrarían una bolsa con marihuana y 445 euros en billetes, alegó inicialmente que carecía de documentación, pero que llevaba la de su hermano. Un embrollo que no coló. Sus síntomas de embriaguez, en cualquier caso, eran tan evidentes que los agentes avisaron al equipo de Atestados para someterle a las pertinentes pruebas.

La respuesta del sospechoso, Alfonso C. J., de 27 años, fue salir huyendo por el laberinto de calles de la barriada del 29 de Octubre. Así que la pareja de policías locales salió tras él en una breve pero accidentada persecución que se topó con dos invitados inesperados, integrantes de conocidos clanes del barrio, que intentaron entorpecer la persecución. No lo lograron. Y tampoco lo consiguió el fugado pese a lanzar vallas de obra -las viviendas del barrio están en plena rehabilitación- contra los policías, que lograron alcanzarle cuando regresaba sobre sus pasos en la calle Águila. Allí la emprendió a «puñetazos y patadas» contra ellos -los agentes sufrieron lesiones leves- antes de ser detenido por una ristra de delitos. Entonces comprobaron que carecía de carné. También se negó a someterse a las pruebas de alcohol y drogas.

Y dos positivos en el barrio

Antes y después de este incidente, los agentes sorprendieron en el mismo barrio a otros jóvenes que conducían drogados a las 12:40 horas del martes y a las 13:15 del miércoles en las calles Villabáñez y Pingüino. En su caso, al menos, si tenían carné.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos