El Ayuntamiento de Valladolid aprobará el miércoles la compra del convento de Santa Catalina

Parcela del Convento de Santa Catalina de Siena en Valladolid. /Henar Sastre
Parcela del Convento de Santa Catalina de Siena en Valladolid. / Henar Sastre

Pagará 5,9 millones de euros por la parcela de 10.438 metros cuadrados en San Quirce para dotaciones públicas

J. A.Valladolid

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid tiene previsto aprobar en su reunión del próximo miércoles la compra del céntrico convento de Santa Catalina de Siena. Los responsables del equipo de gobierno y los representantes de la orden, que estaba pendiente de recibir la autorización del Vaticano, han cerrado ya todos los flecos para formalizar esta operación, que se hará efectiva unos días después, para que la ciudad se haga con esta parcela de 10.438 metros cuadrados delimitada por la calles San Quirce, Santo Domingo de Guzmán, Expósitos y San Agustín.

Las arcas públicas desembolsarán 5,9 millones de euros por estos terrenos, con una superficie construida de 6.230 metros cuadrados, de la que parte está protegida por su condición de Bien de Interés Cultural. Concretamente, la iglesia y el claustro sur del convento cuentan con una catalogación total. De la edificación restante, hay que respetar la estructura, según las prescripciones contenidas en el PGOU.

El Ayuntamiento sigue sin desvelar los planes concretos para esta hectárea de terreno. «Se va a comprar, pero, de momento, no vamos a anunciar ningún plan para ese espacio; es un suelo clave, pues es de lo poco que queda en el centro para uso público y hay que pensar muy bien en las necesidades», señalaron fuentes consultadas.

Opciones de uso

Cuando se anunció el interés municipal por este espacio, se plantearon algunas opciones. Desde ubicar un centro cívico o una dotación cultural que dé servicio a la zona a incluir en el proyecto servicios deportivos públicas de las que carece el centro de Valladolid. Será el miércoles cuando se pueda avanzar en las intenciones que tienen los responsables municipales para esta pieza de suelo.

Muy cerca, en la plaza de la Trinidad, el convento de San Quirce y Santa Julita también pierde su carácter religioso. En este caso, el inmueble se transformará en un edificio con 73 apartamentos para mayores de 60 años con piscina climatizada y servicios para la tercera edad. La iglesia del complejo seguirá en servicio.

 

Fotos

Vídeos