La hostelería segoviana mantiene el cartel de 'completos' pese a los malos augurios del tiempo

Un joven camina bajo el aguacero mientras los transeúntes se protegen en soportales. / Antonio de Torre

Este miércoles ha arreciado el primer chaparrón en la ciudad del Acueducto, que empieza a llenarse de turistas

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El primer chaparrón ha arreciado a las 19:26 horas de este miércoles. No ha durado ni quince minutos, pero el agua y el viento han despejado las calles de gente y han hecho volar algún que otro mobiliario de terraza. Los soportales y los paraguas y chubasqueros han sido los mejores aliados de transeúntes y turistas que han empezado a llenar la ciudad con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

Los peores augurios que pronosticaban unos días centrales de la Pasión aguados por las inclemencias meteorológicos han dado un primer toque de atención a las cofradías, que viven en un vilo la evolución del cielo. Sin embargo, la hostelería no ha notado de momento esos presagios.

Galería de fotos y operación de tráfico

Los cofrades y devotos de la Semana Santa segoviana no son los únicos que están pegados a esas aplicaciones. También los restaurantes y los alojamientos de la provincia confían en que los malos presagios no se cumplan y respeten una campaña tradicionalmente boyante para el sector por el aluvión de turistas que recalan en la capital y en la provincia.

De momento, los indicios no pueden ser más alentadores para hoteles, restaurantes, hostales o casas rurales. El presidente de la Agrupación de Industriales de Hostelería de Segovia y Provincia (AIHS), Roberto Moreno, aseguraba a primera hora de la tarde de este miércoles que los días grandes del periodo vacacional de Semana Santa van a satisfacer los deseos de los empresarios del sector. «En principio, Jueves, Viernes y Sábado Santos los restaurantes y los hoteles van a estar al 100% de ocupación», apunta el responsable gremial, que va a vivir su primera campaña de Pasión al frente del colectivo.

Se mantienen las reservas

Las predicciones que vienen anunciando un aumento de la inestabilidad meteorológica y un pleno de probabilidades de precipitaciones en forma de lluvia para jueves y viernes no han hecho mella en los buenos augurios de la hostelería, ya que «no ha habido suspensiones de reservas», según la información recabada por Moreno.

En el capítulo de la restauración, es más complicado anticipar cómo puede influir ese mal tiempo en los comedores que en principio colgarán el cartel de 'completo', ya que los comensales pueden renunciar a última hora; sin embargo en el caso de los hoteles es más difícil que se produzcan cancelaciones porque los clientes tienen la obligación de avisar con un mayor margen de tiempo. De lo contrario, los visitantes se exponen a llevarse una penalización, advierte el presidente de la agrupación.

A partir del Domingo de Resurrección, Moreno afirma que la ocupación cae de manera considerable hasta rondar el 20% o el 30%. El puente del martes 23 «nos tiene despistados», admite el presidente de la AIHS, ya que ignora cómo puede influir este periodo extra de vacaciones.