La cifra de voluntarios para limpiar la sierra de Guadarrama supera ya el medio millar

Voluntarios en la zona habilitada para el depósito de víveres dentro del operativo desplegado en La Granja. /Óscar Costa
Voluntarios en la zona habilitada para el depósito de víveres dentro del operativo desplegado en La Granja. / Óscar Costa

La Junta de Castilla y León declara el nivel cero de peligrosidad y da por controlado el incendio después de cuatro días de operativo

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La ola de solidaridad generada a raíz del incendio forestal de La Granja ha llegado a desbordar por momentos a los equipos encargados de organizar esa ingente cantidad de ayuda. La controlar tanta generosidad, la Agrupación de Protección Civil de La Granja-Valsaín ha abierto un correo electrónico (pcivillagranja@gmail.com), en colaboración con el Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso, al que pueden escribir todas aquellas personas que deseen arrimar el hombro una vez el fuego se haya dado por extinguido. Tardará entre diez y quince días en estar totalmente sofocado, como anticipó el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López-Escobar.

El hecho de habilitar esa dirección de correo electrónico tiene un objetivo claro, como subraya el responsable de la agrupación. Javier Velasco, explicó ayer que se trata de crear «una base de datos de posibles voluntarios» para tener controlada la oleada de altruismo que ha inundado La Granja desde el pasado domingo, cuando se declaró el incendio. Tanto Velasco como el alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso, agradecen enormemente todos los gestos de apoyo y las ganas de ayudar que se han recibido en estas «jornadas muy duras».

La respuesta no se hizo esperar. El aluvión de demandas para formar parte de las cuadrillas que, una vez sofocados todos los puntos calientes, se pondrán a disposición de Protección Civil para recuperar el monte, se trasladó al buzón del correo habilitado. Desde que se puso en marcha y se comunicó su existencia, más de 500 potenciales voluntarios se pusieron en contacto vía 'e-mail' para enrolarse en esta causa, tal y como informa la agrupación.

Supervisión de expertos

Los interesados facilitan su nombre y apellidos, la edad y el móvil de contacto. A partir de esos datos se confeccionará un listado numerado de los voluntarios. Posteriormente, se planificarán los días de trabajo y las labores que se puedan efectuar, siempre según las instrucciones de los expertos y de las pautas que marque el puesto de mando de la Junta. Así, se elaborará un calendario con las fechas y las posibles tareas que se pueden llevar a cabo.

Esta planificación será remitida a los voluntarios que, según la base de datos que se genere, puedan participar en las atribuciones previstas, las cuales se centrarán fundamentalmente en la restauración de la zona quemada, la recuperación de caminos, puentes y en la limpieza del monte, explica el regidor.

Este listado también va a permitir funcionar «con mayor seguridad»subraya Samuel Alonso, ya que se va a tener controladas e identificadas a las personas que estén en el operativo y a las que se encuentren en la reserva a la espera de ser llamados. Y es que «ha habido gente que con toda su buena intención ha acudido en bermudas y chanclas, y hay que tener en cuenta que es un incendio no un paseo por la plaza del pueblo», comenta el responsable de la Agrupación de Protección Civil de La Granja-Valsaín. Además, ¡Alonso y Velasco recuerdan que sigue en vigor la prohibición de la Junta de Castilla y León de que el personal no autorizado suba al monte. Mientras la Administración regional no levante esa restricción, «hay que poner orden» en el aluvión de voluntarios, insiste Javier Velasco.

Entre las condiciones que establece este alistamiento, están el haber cumplido la mayoría de edad, vestir para afrontar las labores que se encarguen pantalón largo y camisa de manga larga preferiblemente, además de botas y casco o en su defecto gorra.

Cuatrocientas llamadas

Se veía venir la formidable repercusión alcanzada por el canal abierto para inscribirse como voluntario. Ya no solo por las muestras de generosidad exhibidas por los vecinos al llevar víveres a las personas de los distintos cuerpos y administraciones participantes en el operativo, sino porque en la mañana de ayer la agrupación había recibido ya «unas cuatrocientas llamadas de gente que quería colaborar», pone de relieve Velasco. Las peticiones llegaban tanto a través del teléfono de la agrupación o por medio de vecinos que se ponían en contacto con los propios miembros de la dotación.

Tanto gesto solidario coincidía con la buena nueva de una mejoría en el escenario serrano arrasado por el incendio. El delegado territorial de la Junta confirmaba que a las 17:30 horas la Administración regional estaba en condiciones de declarar que el incendio de La Granja «está controlado», después de algo más de cuatro días desde que las llamas comenzaran a devorar este entorno de la sierra de Guadarrama.

«Coordinación perfecta»

López-Escobar destacó la coordinación «perfecta» de todos los cuerpos que han colaborado para llegar a este escenario, al que también contribuyeron ayer unas condiciones meteorológicas mucho más benévolas, con menos calor y más humedad. Poco después de anunciar que el escenario estaba bajo control, la Junta de Castilla y León rebajó el nivel de peligrosidad de uno a cero. Sin embargo, nadie baja los brazos porque el fuego aún tardará días en quedar extinguido, vaticinan representante del Gobierno regional y del Ayuntamiento del Real Sitio.

En las últimas horas también «las necesidades de personas y medios se han ido reduciendo», señalaba el delegado. Durante la noche del martes al miércoles, ochenta personas, incluidos veinte militares perteneciente a la Unidad de Emergencias (UME), trabajaron en la estabilización del incendio. A lo largo de la mañana de ayer, el dispositivo contó con 130 personas para atacar por tierra los puntos calientes amenazantes en lugares muy localizados de la superficie arrasada.

Uno de ellos, cerca del pinar de Valsaín. Allí las cuadrillas terrestres se afanaban ayer en refrescar y atajar el peligro. La otra amenaza se cernía sobre una masa arbolada en la zona del Chorro. Allí descargaron agua dos helicópteros. En total, fueron cuatro aeronaves las que formaron parte del operativo.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, también se sumó a las muestras de agradecimiento por el esfuerzo realizado por los diferentes cuerpos desplazados a La Granja y trasladó a través de su perfil en Twitter su «reconocimiento» a todas las personas que han luchado desde el pasado domingo para extinguir este incendio forestal. Destacó en su mensaje el «gran trabajo y coordinación de diferentes administraciones».

A falta de definir la perimetración exacta, Javier López-Escobar vaticinaba ayer que la superficie afectada será algo menor a las 400 hectáreas debido a que hay zonas interiores que no han ardido.