El undécimo mercado medieval abre un verano sin tregua

Personajes medievales y artesanos en una edición pasada del Mercado. /M. Rico
Personajes medievales y artesanos en una edición pasada del Mercado. / M. Rico

Una treintena de puestos de artesanía y alimentación se dan cita este fin de semana en el parque de Sanchonuño

MÓNICA RICOCuéllar

Aunque el verano comenzó hace ya unas semanas, y las actividades no han cesado con cursos, conferencias y el campamento urbano para los más pequeños, la localidad de Sanchonuño da este fin de semana el pistoletazo de salida a su verano cultural, de ocio y participativo, «con lo que es el programa fuerte de actividades» estivales, según explica el alcalde de la localidad, Carlos Fuentes.

Esta primera actividad no es otra que la undécima edición del Mercado Medieval del municipio, una iniciativa que surgió como feria y que se celebraba en la plaza del pueblo. Poco a poco se ha ido reconvirtiendo en mercado y cambiando su ubicación al parque municipal, una zona con mucha más sombra, para que tanto los expositores como los visitantes puedan disfrutar al máximo de esta cita. La iniciativa también se está dirigiendo cada vez más a convertirse en un mercado tradicional, con productos típicos de la zona, donde juegan un lugar muy destacado los alimentos. El año pasado se trató de dar un impulso a la gastronomía regional y provincial, lo que tuvo muy buena acogida, por lo que este año se ha optado por continuar en la misma línea, según apunta Fuentes.

En esta ocasión no faltarán bebidas artesanas como cervezas y vinos de la zona y de la provincia, productos amparados por la marca de calidad Alimentos de Segovia, embutidos, quesos y variados productos lácteos. «Hemos optado por potenciar esto un poco», afirma el alcalde, quien explica que se ha cambiado la organización del mercado, con novedades como mayor ambientación y un buen número de actividades lúdicas para todos los gustos. Entre ellas no faltarán pintacaras y cuentos para niños, exhibiciones de cetrería, propias de este tipo de actividades medievales, y otras que tratan de dar ambiente al fin de semana, aunque se salen fuera de la temática medieval. Se trata de una actuación de dj's y una fiesta holi, iniciativas que se ponen en marcha para atraer la atención del público más joven, que de este modo también se acercará hasta el mercado.

Con esta iniciativa, que posteriormente se ampliará con una fiesta en las instalaciones de la piscina, se espera una gran asistencia de gente joven, también llegada desde otros pueblos de la comarca. En total, durante todo el fin de semana, el parque de Sanchonuño reunirá a unas 2.000 personas, que acudirán a disfrutar de las distintas actividades y eventos programados.

El Ayuntamiento pretende que el Mercado Medieval sea «un fin de semana de unión de las familias, apacible», explica el alcalde, quien recuerda que durante este mes de julio ya son muchos los niños que pasan el verano con sus abuelos en la localidad, y los fines de semana aprovechan para reunirse toda la familia de nuevo. Además de las novedades y mayor ambientación, el Mercado seguirá el esquema clásico, en un conjunto con gran ambientación medieval, «en el parque municipal, que este año está más verde que nunca después de las lluvias que ha habido», señala Fuentes, quien recalca que las casetas en las que se instalan los expositores también encajan con el entorno y la temática. «No son urbanitas, sino de madera, con ramas….». En ellas se instalarán una treintena de artesanos que presentarán sus productos de bisutería, cerámica, joyería, decoración, juguetes y cuero, entre otros, sin olvidarse de aquellos que ofrecerán sus productos dentro del impulso que se ofrece a la alimentación de la región, en general, y de la provincia en particular. No faltarán los dulces, embutidos, panes, encurtidos, quesos…, que se podrán probar en las propias paradas de los mercaderes y en las degustaciones puestas en marcha desde la organización. Algunos de los puestos de comida incluso elaboran productos en el momento, para que los visitantes puedan disfrutar en el parque «del buen yantar medieval. Puestos de artesanía y alimentación, talleres demostrativos y participativos, cetrería, espectáculos de fuego y un regreso a la Edad Media forman el grueso de la gran oferta que este fin de semana se dará cita en el mercado, organizado por la empresa Colorín Colorado junto con el Ayuntamiento.

El Mercado Medieval abrirá sus puertas el sábado a las 11:30 horas con un pasacalles, que dará paso a una degustación de embutidos y vino de la zona. También durante la mañana habrá juegos populares para todas las edades y un cuentacuentos infantil. Tras un descanso para 'el buen yantar', la actividad en el mercado se retomará a partir de las 18:30 horas, cuando el calor arrecia algo menos. Entonces los visitantes podrán disfrutar con títeres, de la mano de Karkú animación, una exhibición de aves rapaces y talleres de pintacaras.

Para conseguir atraer a todos los públicos hasta esta cita, el programa también incluye distintas actividades que, en su mayoría, se desarrollarán durante la noche del sábado. A partir de las 21:00 horas el programa ofrece un encierro ecológico de carretones, que hará las delicias de los más pequeños. Seguidamente el público podrá disfrutar de una fiesta musical con dj's de los 40 Principales, y una divertida fiesta holi .

Durante la jornada del domingo, el mercado abrirá sus puertas a las 12:00 horas, y a lo largo de la mañana habrá multitud de actividades para los más pequeños, como un taller infantil de cometas. Los niños, y algunos mayores, también podrán disfrutar de un nuevo encierro ecológico con toros de carretón y una nueva sesión de títeres a cargo de Karkú.

Nuevamente tras un descanso, el mercado abrirá de nuevo sus puertas durante la tarde, con títeres, una exhibición de aves rapaces, pintacaras y el sorteo de productos del mercado y una cena para dos personas. La cita se cerrará este año con un espectáculo nocturno de fuego. Además, durante las dos jornadas, quienes se acerquen hasta la cita podrán disfrutar de distintas exposiciones, como la de aves rapaces, la de aperos de labranza o de armas medievales, que estará instalada en el campamento medieval. También habrá demostraciones en directo del trabajo en la herrería y en la fragua y atracciones para los más pequeños, como una ludoteca infantil o un castillo hinchable.

Todo ello sin olvidarse de los puestos de artesanía y alimentación, muchos de ellos llegando de la comarca, impulsando así también la economía de la provincia. A lo largo de todo el fin de semana, los comerciantes ocuparán sus puestos ataviados con los ropajes de la época para poner a la venta los productos de los que podrán disfrutar los cientos de visitantes que se acerquen hasta el parque municipal, que estará engalanado para la ocasión. Quienes se acerquen este fin de semana a Sanchonuño podrán zambullirse en el medievo y deleitarse con todo el ambiente y distendido de esta fiesta histórica, en la que no faltarán los malabares y personajes de la época, como duendes, bufones, señores, nobles, caballeros, artesanos y comerciantes.

Para finalizar, el domingo a las 21:30 horas, un espectáculo de fuego cerrará la undécima edición de este Mercado que trata de acercar hasta Sanchonuño y a toda la comarca un pedacito de la Edad Media, a través de sus paradas, animación teatral y musical, espectáculos y actividades para todos los públicos, que trasladarán al visitante por unas horas al pleno medievo.

El calendario estival se abre oficialmente este fin de semana con la celebración del Mercado Medieval, pero a partir de ahora no habrá tregua para las grandes actividades. El próximo fin de semana la localidad acogerá una nueva edición de su concurso de grafitis, que el año pasado coincidió con la celebración del medievo. «Eran demasiadas cosas en un fin de semana, la gente se dispersaba un poco», apunta el alcalde, quien también señala que el cambio de fechas se debe en parte a cuestiones organizativas.

Tras ello, el siguiente fin de semana comenzarán las actividades enmarcadas dentro de la semana cultural, que finalizarán con las fiestas patronales, en honor a la Virgen del Rosario, patrona de la localidad, que comenzarán el primer fin de semana de agosto. Para entonces la población de Sanchonuño llegará incluso a triplicarse. Aunque aún se está trabajando en la programación, el alcalde avanzó que dentro de las fiestas se celebrarán dos encierros nocturnos, que transcurrirán por la travesía del pueblo.

Una travesía y unas calles que en estos momentos están en obras, debido al cambio de redes de saneamiento, pero en algunos tramos ya se ha comenzado el asfaltado, y se espera que para el día 30 de julio todo el centro del municipio se encuentre en completa normalidad, para acoger a los hijos del pueblo que regresan en agosto y a todos aquellos que se acerquen hasta el municipio para disfrutar de sus fiestas.

 

Fotos

Vídeos