El Real Sitio vigila el estanque de El Mar ante el riesgo de que el arrastre de las cenizas deje sin agua potable a la población

Estanque de El Mar. /El Norte
Estanque de El Mar. / El Norte

El Palacio real de La Granja y los Jardines permanecerán cerrados hasta la extinción

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Los técnicos del Real Sitio de San Ildefonso realizan controles tres veces al día en el estanque de El Mar para garantizar la potabilidad y la salubridad del agua. Situado en la parte alta de los jardines del Palacio Real de La Granja, de ese estanque depende el suministro de agua a la población (excepto el Caserío de Urgel), y a las fuentes monumentales. Los técnicos vigilan con regularidad la posible presencia de partículas de ceniza del incendio declarado en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. En caso de que las hubiera, el Ayuntamiento daría aviso a los vecinos de la falta de potabilidad del agua.

El Palacio Real de La Granja y los Jardines permanecerán cerrados al público por motivos de seguridad mientras dure el incendio, según informaron a Efe fuentes de Patrimonio Nacional. Desde que comenzó el incendio, los trabajadores de Patrimonio Nacional se pusieron a las órdenes de los efectivos de seguridad para controlar el perímetro de la zona. El origen de las llamas estaba a 500 metros de las tapias de los Jardines del Palacio Real, pero el incendio no avanzó hacia el monumento debido al viento y a la situación del terreno, según explicaron las mismas fuentes.

El alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, Samuel Alonso, afirmó que quedaba aún «un intenso trabajo para afirmar que esté controlado» el incendio, que le causa «un sentimiento de tristeza que me embarga» porque es «la situación más grave que he vivido en los lugares donde has crecido y disfrutado desde niño. Me hace sentir muy mal». Interrumpió sus vacaciones y llegó a La Granja el domingo por la noche para participar en el dispositivo.