Protección Civil de La Granja creará un listado para coordinar mejor la avalancha de voluntarios

Parte del operativo contra el incendio de La Granja. /Óscar Costa
Parte del operativo contra el incendio de La Granja. / Óscar Costa

Los responsables del equipo advierten de que actualmente está prohibido subir al monte para ayudar a los profesionales

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La Agrupación de Protección Civil de La Granja-Valsaín y el Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso agradecen enormemente la oleada de solidaridad y altruismo que está recibiendo por parte de particulares que quieren arrimar el hombro en las labores de control del incendio y de limpieza del monte. Sin embargo, ese aluvión de peticiones necesita una organización y una coordinación para luego no tener que lamentar desgracias o incidencias.

Así, Javier Velasco, responsable de la agrupación, ha anunciado la creación de «una base de datos de posibles voluntarios» que se sumen a las tareas que desde el domingo llevan a cabo las dotaciones profesionales desplazadas hasta esta parte de la sierra de Guadarrama asolada por el fuego.

«Ha habido gente que ha subido en chanclas y bermudas, y un incendio no es como pasear por la plaza del pueblo» javier velasco, protección civil de la granja-valsaín

Se van a establecer unos cauces oficiales a través del Ayuntamiento del Real Sitio para que los interesados se apunten mediante un registro completo de los datos de los voluntarios para tener perfectamente identificados a los que están en la reserva a la espera de ser llamados y los que se encuentran en plena faena en el monte. Velasco insiste en que, en el fondo, se trata de «poner orden» a la avalancha de voluntarios que siguen contactando con la agrupación para alistarse.

«Ha habido gente que con toda su buena intención ha acudido en bermudas y chanclas, y hay que tener en cuenta que es un incendio no un paseo por la plaza del pueblo», subraya el responsable de la Agrupación de Protección Civil de La Granja-Valsaín. Además, recuerda que está en vigor la prohibición de la Junta de Castilla y León de que el personal no autorizado suba al monte. Mientras la Administración regional no levante esa restricción, «hay que poner orden» en el aluvión de voluntarios.

Cuatrocientas llamadas

A los que se apunten y sean avisados para intervenir, se les equipará del material que sea adecuado y necesario al trabajo que tengan que desempeñar, como mascarillas o guantes por ejemplo, apunta Javier Velasco. «Sigue existiendo un riesgo porque el incendio está activo, no lo olvidemos», apostilla.

Solo en la mañana de este miércoles, el grupo ha atendido en torno a cuatrocientas llamadas de voluntarios que se ponían a disposición de Protección Civil.