Los polígonos de la capital aún tienen medio centenar de parcelas libres

Terrenos del polígono Acueducto donde quedan todavía bastantes parcelas libres. /El Norte
Terrenos del polígono Acueducto donde quedan todavía bastantes parcelas libres. / El Norte

El Ayuntamiento ya tiene la solicitud para que Evisego se haga cargo de la gestión del suelo dotacional de El Cerro

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

«En los polígonos industriales de Segovia quedan bastantes parcelas libres», reconoce el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera. El departamento municipal que dirige no tiene al día un inventario o registro de solares sin edificar en las áreas industriales, pero en un rápido examen a los planos el concejal advierte que entre El Cerro, el nuevo polígono Acueducto (hasta hace poco Alresa), Hontoria y la zona entre polígonos hay entre 50 y 60 terrenos sin ocupar, disponibles para la instalación de empresas. Las superficies varían, y aunque la mayoría de esos terrenos serían aptos para pequeñas y medianas empresas, ejemplos recientes como el de Drylock (que ha adquirido suelo para implantarse en Hontoria y prevé una plantilla de más de cien personas) ponen de manifiesto que la capacidad para atraer industria tiene aún un margen hasta el desarrollo de la futura superficie industrial de Prado del Hoyo, de algo más de un millón de metros cuadrados.

En algunas operaciones recientes de compraventa de suelo industrial ha acelerado el acuerdo la posible y cercana solución al desarrollo del área de Prado del Hoyo, y como dice Reguera, «ahora mismo en Segovia hay suelo industrial y se están haciendo operaciones». Menciona el polígono Acueducto, donde los 54 propietarios de las 65 parcelas tienen muchas a la venta, y el polígono de Hontoria, con las parcelas más pequeñas prácticamente ocupadas, pero con 17 libres sin edificación susceptibles de acoger empresas más grandes, además de nueve o diez más pequeñas para pequeñas y medianas.

Industrial y comercial

En total, Reguera calcula que en este momento habría «entre 50 y 60 parcelas libres» para uso industrial o comercial en las áreas industriales, además de otra decena de terrenos con capacidad para empresas que necesiten una mayor superficie. La zona de más reciente desarrollo, el polígono Acueducto, que es más comercial y tiene buenos accesos, está cobrando dinamismo. La instalación de una mediana superficie, el hipermercado de Lidl y otros proyectos más pequeños, auguran que la superficie «se irá cubriendo si la situación económica sigue mejorando».

Permutar o expropiar para hacer la rotonda de Prado del Hoyo

La rotonda que dará acceso al polígono de Prado del Hoyo tiene dos soluciones posibles, la permuta de terrenos o la expropiación, aunque según dice Reguera el Ayuntamiento tratará de llegar a un acuerdo con los propietarios antes de que finalice este mandato municipal o al principio del siguiente. Esta parcela de la rotonda está fuera del futuro área industrial y comercial, pero es imprescindible para regular los accesos desde la glorieta de entrada al polígono de Hontoria, la AP-61, la carretera N-603 y el vial interpolígonos. El caso es que el desarrollo de este nuevo área industrial (con más de un millón de metros cuadrados, casi la mitad edificables) promovida en su día por SEPES y ahora gestionada por la sociedad Marina Clara, que agrupa a la mayoría de la propiedad, está bloqueado por la rotonda. Si hay acuerdo, el plan parcial se tramitará este año.

Y que queden parcelas grandes sin ocupar en Hontoria no preocupa demasiado al equipo de gobierno del Ayuntamiento, porque cabe la posibilidad de estudiar una división y porque el desarrollo de Prado del Hoyo «cerrará por detrás el área de Hontoria y le dará nuevos accesos, con lo que mejorarán las opciones de esta superficie industrial», apunta Reguera. Siempre queda la opción de pedir los permisos y negociar con SEPES (la sociedad estatal para la gestión del suelo) para reparcelar y modificar los usos. Es curioso que en Hontoria y El Cerro, polígonos cuyo desarrollo se inició hace más de 50 años, todavía haya suelo industrial libre, sin edificación. Llama la atención al recorrer las dos áreas industriales. No obstante, en El Cerro los terrenos que quedan sin ocupar son dotacionales, todavía propiedad de SEPES la mayoría, aunque hay alguna parte privada, y en algunos casos hay grandes desniveles que dificultan la ocupación, por los desmontes de tierras que habría que hacer. Son por ejemplo los situados entre las calles Guadarrama y Siete Picos y los de enfrente, señala Reguera.

Más servicios

Para estas parcelas el Ayuntamiento tiene previsto encomendar la gestión a Evisego, la empresa municipal de suelo y vivienda, que ya tiene «la solicitud para iniciar la recuperación o la cesión de todos estos espacios para darles un uso». No son una bicoca, pero estos suelos calificados como dotacionales tendrá utilidad «para aportar valor al polígono», señala el concejal, y matiza que «normalmente se destinan a servicios, a instalar una gasolinera o una zona de restauración». Y eso es un atractivo más para un polígono cada vez más comercial que industrial y en el que, como en las demás áreas, podrá aplicarse la modificación del PGOU ahora en trámite que permitirá otras actividades más allá de las industriales y comerciales. La conclusión es que «hay suelo y se vende», y al precio que marcan el mercado y la demanda de las empresas que quieren instalarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos