Más de 300 personas se manifiestan por el centro de Segovia por el 1 de Mayo

La manifestación pasa junto a las casetas de la feria de Artesanía instaladas en la avenida del Acueducto de Segovia. /Antonio de Torre
La manifestación pasa junto a las casetas de la feria de Artesanía instaladas en la avenida del Acueducto de Segovia. / Antonio de Torre

UGT y CC OO confían en el espaldarazo de las elecciones generales para generar un «cambio de rumbo» laboral

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Sin ser un Primero de Mayo multitudinario de épocas pasadas, la manifestación del Día Internacional del Trabajo convocada por Comisiones Obreras (CC OO) y Unión General de Trabajadores (UGT) en Segovia ha recobrado un cierto brío. Más de 300 personas se han sumado a la convocatoria de los sindicatos mayoritarios en un ambiente más festivo y optimista que en años anteriores.

A lo largo de la marcha por las calles del centro de la capital, las consignas han recordado el resultado electoral del pasado domingo. Unas soflamas que han escuchado los dirigentes socialistas que han participado en la manifestación de este miércoles entre abrazos, felicitaciones y en un ambiente eufórico tras el triunfo en los comicios generales.

«En el año 2020 el Salario Mínimo Interprofesional ha de ser de 1.000 euros» manuel sanz, secretario provincial de ugt

Así se lo han hecho saber también los máximos responsables sindicales en la provincia. Álex Blázquez, secretario general de Comisiones Obreras en Segovia, ha expresado su confianza en que los vientos que empezaron a soplar tras las escrutinio del domingo empujen al nuevo Gobierno del país a «un cambio de rumbo» que ya se ha venido atisbando en los últimos meses en cuanto a las políticas sociales y laborales desarrolladas con mayor o menor éxito por Pedro Sánchez.

Por un «gobierno de progreso»

En el mismo sentido se ha pronunciado el secretario general de UGT, Manuel Sanz, quien ha subrayado en positivo «las expectativas de cambio que se abren en el panorama político de España que faciliten la creación de un verdadero gobierno de progreso».

Tanto Sanz como Blázquez opinan que «es el momento de recuperar los derechos perdidos y de acabar con la precariedad laboral generada por la reforma laboral del Partido Popular». Por eso, uno de los lemas reivindicativos que ha presidido la manifestación de este 1 de Mayo en Segovia ha sido la derogación de dicha reforma, ya que lo que ha propiciado es «que se hayan acrecentado las desigualdades salariales», ha criticado el dirigente provincial de Unión General de Trabajadores.

«Hartos de radicalismos»

Por su parte, Álex Blázquez, ha llamado la atención sobre el «hartazgo» de la sociedad frente a «los radicalismos» que han emergido en los últimos tiempos en el país y que también se han dejado notar en Segovia. Ante ese auge de la extrema derecha y de proyectos políticos que consideran antisociales, «no vamos a permitir que nos arrebaten el Estado del Bienestar que tanto nos ha costado conquistar». El secretario provincial de CC OO ha depositado su confianza en que el futuro ejecutivo socialista impulse mejoras sociales que continúan pendientes.

«No vamos a permitir que nos arrebaten el Estado del Bienestar que hemos conquistado» álex blázquez, secretario provincial de cc oo

Para muestra, varios botones de demandas en la jornada de este Primero de Mayo: pensiones dignas, empleos estables y bien remunerados, prestaciones sociales suficientes, servicios públicos de calidad e igualdad entre hombres y mujeres. Son ejemplos generales de lo que queda por hacer, a juicio de los sindicatos mayoritarios.

En cuanto al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), aunque las organizaciones expresan su satisfacción por la subida aprobada por el Gobierno de la nación, UGT y CC OO avisan de que «es insuficiente». Manuel Sanz incide en que esa retribución básica deberá de ser de 1.000 euros en 2020.

Arriba, los responsables de UGT y CC OO, Manuel Sanz y Álex Blázquez, respectivamente. Abajo, pancarta contra la reforma laboral y Óscar Sancho, de Comisiones, anima a participar en la manifestación. / A. de Torre

En cuanto al cumplimiento del aumento salarial comprometido por el Ejecutivo español, Sanz añade que, al parecer, la Seguridad Social ha notificado que se estaba cumpliendo, ya que existe una cotización mínima que por debajo de ella no se admite nada.

Capítulo aparte en este asunto merece la situación de las empleadas del hogar, precisan los sindicatos. En este caso, el líder de UGT en Segovia pone de relieve que se está resistiendo la subida salarial hasta el mínimo interprofesional estipulado, bien por las familias para las que trabajan no han comunicado el cumplimiento de la subida, o en los peores casos porque les han rebajado las horas de tarea. El gran problema, añade Manuel Sanz, es que «la Inspección de Trabajo no accede a los domicilios».

El mal del sector público

Asimismo, el secretario provincial de Comisiones Obreras ha advertido de otro problema en la consecución de derechos y mejoras laborales de los trabajadores segovianos. Sus dardos críticos apuntan a la diana de las administraciones públicas, como por ejemplo ayuntamientos donde «no se están reuniendo las mejores condiciones laborales».

Ha citado los recientes incidentes en la Residencia Asistida, donde se suceden los fallos en los ascensores o la necesidad de recuperar las jornadas semanales de 35 horas. En este sentido, los sindicatos verían con buenos ojos un vuelco político en la Junta de Castilla y León el 26 de mayo, tal y como se barrunta tras los resultados generales del domingo.

La manifestación ha proseguido por el centro de la ciudad hasta desembocar en la Plaza Mayor, donde se ha leído el manifiesto del 1 de Mayo de este año. Luego, muchos de los asistentes se han trasladado al entorno de la iglesia de San Millán, donde las reivindicaciones han dejado paso a la degustación de una paella popular y a la música.