El Obispado acredita la propiedad del claustro de Santa María la Real

Una mujer pasea por el claustro del monasterio de Santa María la Real de Nieva, en Segovia. El Norte/
Una mujer pasea por el claustro del monasterio de Santa María la Real de Nieva, en Segovia. El Norte

La Iglesia asegura que entregó al Ayuntamiento la documentación que lo recoge y le culpa del litigio

El Norte
EL NORTESegovia

El Obispado de Segovia pretende zanjar la polémica pública sobre su disputa legal con el Ayuntamiento de Santa María la Real de Nieva sobre la propiedad del claustro del monasterio. Ante las últimas informaciones en las que el Consistorio insiste en reclamar como suyo el conjunto arquitectónico, la parroquia ya replicó a través de las manifestaciones de su titular, Alfonso Águeda. Ahora el estamento eclesiástico insiste en aquellas afirmaciones de su representante y se muestra incluso más tajante.

En los tres puntos del comunicado de prensa remitido en la tarde de este martes, el Obispado da a entender que el claustro de la discordia es suyo. Al menos, asevera que la diócesis «le entregó al Ayuntamiento toda la documentación que acredita dicha titularidad».

Sin embargo, esa demostración de «buena voluntad» por parte del clero no obtuvo la misma respuesta de la corporación municipal que preside Jaime Pérez. Así, en esta nota los representantes de la Iglesia en la provincia subrayan que «el Ayuntamiento no ha entregado al Obispado ninguna documentación».

Más información

Por lo tanto, y a tenor de las declaraciones del párroco y de las explicaciones del estamento eclesiástico, todos los esfuerzos realizados desde hace 17 años por la parroquia de Santa María la Real de Nieva en pos de clarificar la situación de titularidad de sus bienes han caído en saco roto. En el marco del diálogo mantenido con el Ayuntamiento, el Obispado lamenta «la imposibilidad de haber llegado a un acuerdo».

Como en Turégano

La Iglesia insiste en que se han tratado de establecer cauces de diálogo con el Consistorio y otras entidades «para el uso que fuera más conveniente buscando el bien común y preservar el patrimonio». En este sentido, cita el ejemplo de la cesión temporal del castillo-iglesia de Turégano.

Por último, el comunicado del Obispado explica la razón por la que ha dejado la polémica en manos de un juez para que sea éste quien resuelva el conflicto de la propiedad del monasterio y de sus estancias. La reclamación por la vía judicial es la respuesta precisamente a «la amenaza por parte del alcalde, la secretaria del Ayuntamiento y su abogado de llevar el asunto a los tribunales, en una reunión conjunta con responsables del Obispado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos