Los niños saharauis vuelven a casa con media tonelada de medicamentos

Cena de despedida del grupo de niños que han participado en el programa 'Vacaciones en paz'. /Óscar Costa
Cena de despedida del grupo de niños que han participado en el programa 'Vacaciones en paz'. / Óscar Costa

Finaliza la campaña 'Vacaciones en paz' durante la que han pasado el verano con familias segovianas

MARÍA SOPENASegovia

Pronto estarán de nuevo en Tindouf, al sur de Argelia, en pleno desierto del Sáhara. Los niños saharauis que han participado en el programa de Vacaciones en Paz regresarán a los campamentos de refugiados mañana; el lunes por la noche celebraron su cena de despedida en un restaurante de la avenida del Acueducto. Estos niños, una quincena cada año, que viven en los campamentos de refugiados del sur de Argelia, irán acompañados de media tonelada de medicamentos.

«Optamos por mandar 15.000 eeuros en medicinas. 500 kilos de medicamentos es mucho para nosotros, pero allí dura cuatro o cinco días», cuenta Javier Moratalla, presidente de Amigos del Pueblo Saharaui de Segovia. Su principal fuente de financiación es la exposición 'Artistas por el Sáhara', con la que «artistas segovianos nos donan sus cuadros para que podamos utilizarlos y subastarlos en la exposición de la Casa de los Picos».

Los mercadillos que hace la asociación durante el año, la venta de lotería y las pequeñas donaciones de ayuntamientos y particulares han ayudado también a la recaudación del dinero necesario.

Los niños han tenido unas vacaciones en España repletas de actividades. Los que han pasado el verano con familias segovianas estuvieron escalando en el rocódromo de La Granja y «cuando todos llegaron a la cima pusieron su bandera», añade Moratalla. En Olombrada participaron en clases de zumba y aquagym; en julio, el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, recibió a una parte de los niños que participan en el programa 'Vacaciones en Paz' y, como es ya costumbre, fueron también invitados a la famosa judiada de La Granja. «Al ser musulmanes se las preparan con almejas», aclara Moratalla.

Tradiciones

Además, el presidente recuerda en este resumen de la actividad estival que, por sexto año consecutivo, la asociación invitó a los ciudadanos a adentrarse en las tradiciones saharauis instalando una jaima cerca del Acueducto, donde compartieron té y dátiles, con los visitantes.

El año que viene se prevé que vuelvan a participar en el programa la mitad de los niños que ha estado este verano en Segovia. «El programa de vacaciones en teoría era hasta las doce años de edad, pero como salían pocas familias de acogida se aumentó hasta los 13 años», explica el presidente de la asociación.

Con la vuelta de los niños a Tindouf, Amigos del Pueblo Saharaui recuerda la importancia de que llegue a celebrarse el referéndum aprobado por la Organización de Naciones Unidas que culmine el proceso de descolonización del antiguo Sáhara Español, hoy bajo la bandera de Marruecos. «Lo ideal sería que se resolviese el conflicto del Sáhara que los saharauis pudieran volver a su territorio y acabar con esta lacra para las familias que viven desde hace decenios en el desierto de Argelia», apostilla Javier Moratalla.