El juez pide más datos en el conflicto del monasterio de Santa María la Real de Nieva

Visitantes admiran el claustro del monasterio de Santa María la Real de Nieva, en la provincia de Segovia. /ABC
Visitantes admiran el claustro del monasterio de Santa María la Real de Nieva, en la provincia de Segovia. / ABC

La disputa entre el Obispado y el Ayuntamiento podría alargarse hasta octubre si se cumplen los plazos judiciales

ÁLVARO GÓMEZSanta María la Real de Nieva

El juez ha resuelto este lunes que para resolver el conflicto existente entre el Ayuntamiento de Santa María la Real de Nieva y el Obispado de Segovia por la disputa de la propiedad del monasterio de dicha localidad es necesario que Bankia tome parte. Y es así porque, al parecer, dos de las propiedades que están en juego pertenecen a la entidad bancaria desde 1924.

En ese año, la Iglesia inscribió las propiedades con el reglamento vigente de 1915, que permitía, al no existir título inscribible de la entidad eclesiástica, pedir una inscripción de posesión que se otorgaría a favor de la entidad que lo poseyera. Poco después, el Obispado vendió parte de las propiedades, según argumentó el Consistorio, cuyos representantes defienden también que hay otras inscripciones que deberían ser impugnadas y canceladas ya que no existen en la actualidad y son imposibles de identificar. Por ello, la entidad bancaria se convierte en protagonista y tendrá que aclarar la situación de sus propiedades.

Más información

La audiencia previa celebrada este lunes en el Juzgado de Santa María la Real de Nieva dejó claro que el conflicto por la titularidad del monasterio se alargará varios meses. Al evidenciar que Bankia tiene que formar parte en el proceso judicial abierto al ser dueña de al menos dos propiedades, es necesario que se dirija la demanda desde el Ayuntamiento hasta la entidad financiera en el plazo de veinte días hábiles.

Tras este periodo, Bankia tendrá otros veinte días para dar respuesta, por lo que contando con las vacaciones de verano en los juzgados, todo parece indicar que el próximo encuentro tendrá lugar en octubre.

Hipotético reparto

Será a partir de entonces cuando pueda aclararse quién es el propietario de cada estancia del monasterio tras la ruptura del acuerdo alcanzado antes de acudir a la vía judicial por parte del Obispado, según denunciaron desde el Ayuntamiento en el que se repartirían las zonas dependiendo de los usos.

El Consistorio se quedaría con la sala de Cortes y el refectorio; el Obispado con la sala Capitular, la escalera y la sala de la Reina y, por último, el claustro, sus galerías y el patio serían propiedad de ambos. Al no acceder finalmente la entidad eclesiástica y acudir a la vía judicial, el Consistorio se confió en el apoyo vecinal debido al habitual uso del monasterio por parte de todos.

Dos propiedades que están en juego pertenecen a una entidad financiera

Actualmente, son varias las actividades culturales que se realizan en el templo, lo que llevó a varios vecinos a acudir ayer a la audiencia previa interesados por lo que pueda ocurrir con el monasterio. Está en marcha desde hace unos meses una iniciativa ciudadana de recogida de firmas en contra de la reclamación del Obispado. A día de hoy, la campaña supera los 2.300 apoyos en la plataforma Change.org.

Esta presión social por mantener ciertas partes del monasterio como propiedad municipal también es reflejada en una pancarta que cuelga en la Casa Consistorial y que reza que 'El claustro es del pueblo'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos