La Guardia Civil detiene a dos jóvenes por el presunto hurto de 200 kilos de piñas

Vehículo de los detenidos, con el maletero lleno de piñas./El Norte
Vehículo de los detenidos, con el maletero lleno de piñas. / El Norte

Fueron interceptados con varios sacos en el interior del coche en la localidad de Aldeanueva del Codonal

El Norte
EL NORTESegovia

La Guardia Civil investiga a dos personas por un supuesto hurto de piñas en la localidad segoviana de Aldeanueva del Codonal. Los agentes de la Guardia Civil del Puesto de Martin Muñoz de las Posadas investigan a dos hombres, a los que sorprendieron mientras circulaban con su vehículo por Aldeanueva transportando varios kilos de piñas en los asientos traseros y en el maletero, informa la Subdelegación del Gobierno en Segovia.

Las piñas son muy demandadas en la actualidad y, dada su escasez por diversas circunstancias como la sequía, alcanzan un gran valor en el mercado por el alto precio de los piñones. De ahí que se produzcan hurtos y recogidas ilegales en muchos pinares de la zona noroeste de la provincia de Segovia y en los pinares del sur de Valladolid.

Los investigados, al ver a los agentes de la Guardia Civil, realizaron una maniobra evasiva para no ser detectados, pero la patrulla de servicio dio el alto reglamentario al vehículo para identificar a los ocupantes. Son dos varones de 32 y 23 años de edad, ambos con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio. De hecho, señala la Subdelegación, uno de ellos ya fue detenido el pasado mes de diciembre, cuando se le pilló in fraganti subido en la copa de un pino mientras cogía piñas.

En el interior del vehículo en el que viajaban llevaban varios sacos con piñas, pero ninguno de los detenidos tenía la autorización pertinente para realizar la actividad de recogida y transporte de piñas en la zona, y tampoco acreditaron la procedencia lícita.

La Guardia Civil ha instruido las diligencias policiales a los detenidos, en calidad de investigados, como supuestos autores de un delito de hurto de 200 kilogramos de piñas. Mientras, los agentes del Cuerpo realizan las gestiones oportunas para localizar al legítimo propietario.