Los encierros de Cuéllar ya son de Interés Turístico Internacional

Encierro por las calles de Cuéllar. /A. Tanarro
Encierro por las calles de Cuéllar. / A. Tanarro

La referencia documental más explícita data de 1499

EFESegovia

Los encierros de Cuéllar (Segovia), cuya referencia documental más explícita data de 1499, han sido declarados de Interés Turístico Internacional por la Secretaría de Estado de Turismo, que de este forma culmina un proceso iniciado hace casi tres años por la villa pinariega con ese propósito.

Los encierros, documentados en las Ordenanzas de Cuéllar (1499), aunque desde principios del siglo XIII existen alusiones sobre festejos con toros en la villa, se celebran anualmente durante la última semana de agosto en el marco de las Fiestas de Nuestra Señora del Rosario.

Los astados son conducidos por jinetes desde los corrales situados junto al río Cega, a varios kilómetros del casco urbano, y en las calles son relevados por corredores que a cuerpo limpio los guían hasta el coso por la Cuesta de las Parras y la avenida de San Francisco.

Antes de la llegada de los toros, cientos de mujeres toman las calles para protagonizar el baile de la rueda al son de la dulzaina, lo que los etnógrafos han interpretado como una forma de estimular a los hombres que minutos después arriesgan sus vidas delante de las astas.

Esta declaración, notificada hoy a los medios informativos por el Ayuntamiento de Cuéllar culmina un proceso de tres años para declarar de Interés Turístico Internacional una fiesta que en 1977 fue distinguida con el marchamo de Nacional, en 1994 con el de Regional y en 2003 con el de Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos