La cifra de desempleados baja de la barrera de los 6.000 en Segovia

Trabajador de la hostelería en Segovia./Antonio de Torre
Trabajador de la hostelería en Segovia. / Antonio de Torre

En el último mes hay 65 parados menos inscritos y aumenta en 127 activos la afiliación a la Seguridad Social

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El paro bajó en agosto en Segovia y el mercado laboral puede decirse que se mantiene estable, porque el descenso del número de desempleados (65 personas menos, con una bajada del 1,07%) está en consonancia con el aumento de las afiliaciones en 127 personas (un 0,20% más) empleo. Es consecuencia también de que en una provincia en la que predomina el sector servicios y con un gran peso del sector turístico, se mantienen muchos de los contratos de temporada estival. El matiz de los resultados ofrecidos por el Servicio Público de Empleo y la Seguridad Social relativos al mes pasado es que en un año la cifra de parados se ha reducido en 552 personas y un 7,02%, y que el dato del último mes ya sitúa la barrera del paro en la provincia por debajo de la cifra redonda de 6.000.

En Castilla y León, el paro permaneció prácticamente estable (seis menos, el único descenso autonómico del país) en el mes y acumula un descenso del 6,50% en un año, mientras que en el conjunto de España se registraron un incremento del 1,81% con respecto a julio y un descenso del 3,65% en doce meses.

Burgos (sobre todo), Segovia, Palencia y Zamora son las provincias de la comunidad de Castilla y León donde ha descendido el paro en agosto; en las otras cinco ha aumentado el desempleo, aunque el cómputo conjunto de las nueve provincias arroja una cifra positiva, pues hay seis personas menos en paro que al finalizar el mes de julio.

En cuanto al empleo, Segovia despidió agosto con una media de 64.037 afiliados, 127 más que en el mes anterior (0,20%), pero 1.135 más que los que tenía hace un año, lo que supone un aumento interanual del 1,66%. Las tasas de evolución fueron del 1,31% en la comunidad y del -1,09% y el 2,55% en todo el país, respectivamente. El número de parados bajó en todos los sectores menos en industria, en el que aumentó en 11 personas, pero siguen siendo los más numerosos los del sector servicios, que al finalizar agosto contabilizaba 4.185 personas desempleadas (32 menos que en julio). La evolución pormenorizada del mes pasado revela que en Agricultura bajó en 19 personas; 14en la Construcción y 11 en el colectivo sin empleo anterior.

En el conjunto de España, la afiliación media a la Seguridad Social alcanzó los 19.320.227 ocupados en agosto, la cifra más alta para este mes desde que hay registro; en Castilla y León la afiliación media bajó en 3.506 personas, hasta 935.442, con un descenso del 0,37% .

El mes pasado, la contratación cayó en Segovia un 33,51% (3.340 menos que en el mes de julio), y en la comparación con agosto de 2018, en cambio, la contratación aumentó un 3,79% (239 más). Por otro lado, en la provincia de Segovia es en la que más descendió la proporción de contratos indefinidos (con una caída del 51,7% y un 1,29% menos que en agosto del año pasado).

Reacciones

Desde la Junta, la nueva gerente del Servicio Público de Empleo (Ecyl), Milagros Sigüenza, invitó a tomar los datos de agosto con «mucha prudencia» ante la previsible desaceleración de la economía.

Para la Confederación de Empresarios de Castilla y León, Cecale, las cifras «son reflejo de la finalización de la temporada turística y, con ella, la de los contratos vinculados a la misma». La patronal considera clave que el nuevo gobierno regional «continúe con las políticas de empleo llevadas a cabo, muchas al amparo del Diálogo Social», que deberían «orientarse, con más decisión y claridad si cabe, a la flexibilidad y a la mejora competitividad empresarial». En términos similares se han pronunciado en los últimos meses el presidente de la Federación Empresarial Segoviana (Fes), Andrés Ortega, y los miembros de su directiva.

Los sindicatos lamentaron que «la falta de gobierno, la inestabilidad política, la ausencia de presupuestos estatales y regionales, junto a los problemas e incertidumbres del exterior, estén dilapidando el crecimiento y la reducción del desempleo, sin haber cambiado ningún aspecto clave de la reforma laboral», dijo Saturnino Fernández, secretario de Empleo de CC OO, para quien los datos de agosto «son muy pobres y no responden al actual estado de la economía del país y de Castilla y León».

Desde UGT lamentaron que todos los 31 de agosto se conviertan en «día negro para el empleo», ya que solo en esa jornada se destruyen una media de 300.000 puestos» en España. La organización regional del sindicato destacó que el descenso del paro en solo seis personas se debe «a la pérdida de activos», a la «pérdida de población de forma continuada» que se suma a la «desaceleración» que se percibe en la creación de empleo en verano desde 2016.