El centro de San Lorenzo acogerá a 760 alumnos de Formación Profesional de Segovia

El centro de San Lorenzo acogerá a 760 alumnos de Formación Profesional de Segovia

El proyecto del instituto de Secundaria, tan reclamado por los vecinos del popular barrio, se realizará en una segunda fase

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Todo está sobre el papel. De momento, el único rastro de movimiento en la parcela de Casa de Guardas, situada entre la avenida Vía Roma y la calle Terminillo, esuna caseta de obras. Nada más, aunque está previsto que de un momento a otro empiece el trajín de cuadrillas y maquinaria para levantar el centro docente del barrio de San Lorenzo, una infraestructura educativa que acumula prácticamente veinte años de reivindicaciones vecinales.

Esas demandas, por cierto, no van a acabar con la materialización del proyecto arquitectónico. Los vecinos van a estar muy pendientes de la ejecución de las obras, de los plazos; pero también de las intenciones de la Administración regional, ya que a día de hoy siguen echando de menos una mayor definición y concreción sobre el que ha de ser propiamente dicho el instituto de San Lorenzo, es decir, el centro en el que puedan cursar la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) o el Bachillerato los jóvenes del barrio, que en la actualidad han de trasladarse a otros distritos de la ciudad, fundamentalmente a las aulas que hay en el cercano barrio de El Salvador.

De momento, las autoridades educativas de la Junta de Castilla y León han dejado claro que la urgencia radica en albergar en este primer edificio al alumnado de las familias de Formación Profesional (FP)que se imparten en el instituto Ezequiel González. De hecho, el proyecto de los arquitectos así lo explicita.

«Los talleres, las instalaciones y los equipos de FP están en una situación muy precaria» fernando rey, consejero de educación

Los 'inquilinos' del centro que se va a empezar a levantar en breve serán estudiantes de los actuales ciclos de las familias formativas de Madera y Sanidad, a los que se añadirán nuevos itinerarios curriculares. En total, 400 jóvenes en el turno matutino y otros 360 en el vespertino, como figura en la documentación del proyecto merecedor de la adjudicación por parte de la Junta de Castilla y León. Es decir, casi 800 escolares que, si se cumplen los plazos de ejecución de las obras, empezarán a cursar sus estudios en las nuevas instalaciones a partir de 2021. Cabe recordar que, tal y como estipulaba el pliego de condiciones, la empresa adjudicataria de la edificación dispone de dieciocho meses para terminar el centro docente de San Lorenzo.

«Urgencia extraordinaria»

«En este momento los talleres, las instalaciones y los equipamientos de la FP están en una situación muy precaria», explicó hace apenas tres meses el consejero de Educación, Fernando Rey, en una visita a Segovia. A pesar de la reiterada demanda de los vecinos del barrio de acelerar la puesta en servicio de un instituto de Secundaria y Bachillerato, el titular regional insistía entonces en calificar de «urgencia extraordinaria» la atención de las necesidades de espacios y equipos adecuados para la impartición de la Formación Profesional.

Mientras la empresa realiza los trabajos previos al inicio de la construcción, la Consejería de Educación recuerda que la edificación finalizará en octubre del año que viene, según establece la licitación. Sin embargo, las aulas del Ezequiel González no se vaciarán por completo cuando se proceda al traslado de los ciclos de Formación Profesional a San Lorenzo. Según apuntan fuentes de la Administración regional, «el centro actual se mantendrá en uso por los alumnos de ESO y Bachillerato un tiempo más.

Será en el momento de la culminación del trasvase de enseñanzas y estudiantes cuando se analice de una manera más precisa el futuro aprovechamiento de los espacios del Ezequiel González, añade el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar. Por lo tanto, la voluntad de la Consejería no es hacer un punto y aparte con la primera fase; sino un punto y seguido en el que se trabaje ya sobre el proyecto de la ampliación para edificar el instituto.

A pesar de este planteamiento, las dudas vecinales no terminan de disiparse. El presidente de la Asociación La Parrilla, Félix Maroto, ha expresado su inquietud por «la cierta indefinición que hay en torno a la segunda fase». Es decir, cuándo y cómo se dotará al barrio de San Lorenzo de unas instalaciones propias para estudiar Secundaria y Bachillerato. Tras escuchar las explicaciones del consejero, los representantes vecinales lamentaron que no se hubiera simultaneado este proyecto con el de la implantación de Formación Profesional.

«Nos preocupa porque lo que realmente hace falta en este barrio es Secundaria y Bachillerato» félix maroto, asociación vecinal de san lorenzo

Hay otras cuestiones que están mucho más claras. Basta con revisar la documentación de la propuesta arquitectónica para determinar, por ejemplo, que la superficie útil del inmueble será de unos 5.000 metros cuadrados edificados en una parcela de 10.380. En cuanto a los espacios docentes concretos que se habilitarán para ambas familias de FP, en conjunto supondrán más del 56% de lo construido. Dichas estancias contarán con aulas polivalentes, otras específicas de cada formación y almacenes. Además, habrá otras instalaciones de carácter formativo que serán comunes, como una biblioteca, vestuarios, aseos o los despachos de los departamentos. El centro contará con una cafetería, cocina y comedor, amén de las estancias para los profesores y la administración.

Lo que se estudiará

Los ciclos de FP de Sanidad dispondrán de seis aulas polivalentes, cinco laboratorios –química, bioquímica y hematología; biología molecular y microbiología; prótesis metálica y cerámica, y prótesis de resina–, tres talleres de enfermería, un aula taller de farmacia, otra clase de higiene bucodental y seis almacenes. Por su parte, los estudiantes de la rama de Madera y Mueble, además de dos aulas polivalentes, contarán con un recinto técnico, dos talleres (uno para las clases dedicadas a mecanización y otro para montaje e instalación), un laboratorio de ensayos y tres almacenes.

Las zonas exteriores contarán con un área de entretenimiento y simulaciones prácticas, espacios de juegos, una parte ajardinada y estacionamiento. En la construcción de este edificio se procurará la agrupación de espacios por familias y se ubicarán en planta baja los correspondientes a administración y talleres. Las dos fases de la edificación –el inmueble para ciclos de FP y la ampliación del complejo docente con el instituto de Enseñanza Secundaria– estarán conectadas convenientemente por espacios cerrados y compartirán el uso de los espacios de administración, de servicios comunes y biblioteca.

López-Escobar: «la redistribución no influirá demasiado en los centros»
Javier López-Escobar, delegado de la Junta.

El traslado que se producirá de enseñanzas y alumnado desde el instituto Ezequiel González al futuro complejo educativo que se edificará en los terrenos del barrio de San Lorenzo traerá consigo una cierta redistribución de la comunidad estudiantil, aunque el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López-Escobar, vaticina que la reestructuración apenas se notará. «No influirá demasiado en el aumento o descenso de alumnos», anticipa el responsable de la Administración autonómica en la provincia. Hay que tener en cuenta que no solo se producirá en una primera fase el traslado de familias de Formación Profesional (FP), sino que en una segunda está prevista la construcción del instituto de San Lorenzo.