Bomberos de la Diputación de Valladolid reclaman poder acudir a accidentes fuera de la provincia

Bomberos de la Diputación de Valladolid después de sofocar un fuego en Peñafiel./Agapito Ojosnegros
Bomberos de la Diputación de Valladolid después de sofocar un fuego en Peñafiel. / Agapito Ojosnegros

Aseguran que es necesario «modificar el protocolo del 112, que antepone los límites provinciales a la cercanía de la emergencia»

Berta Muñoz Castro
BERTA MUÑOZ CASTRO

Bomberos de la Diputación de Valladolid llevan tiempo reclamando a la Junta de Castilla y León un cambio en los protocolos del 112 que les permita acudir a accidentes e incendios que, aunque sucedan fuera de los límites de la provincia vallisoletana, estén cerca de los parques de Medina del Campo, Íscar o Peñafiel en los que trabajan.

El accidente ocurrido este jueves en la localidad segoviana de Cuéllar, explican, «es un claro ejemplo de lo que demandamos». A la colisión, en la que ha perdido la vida una persona y otras tres han resultado heridas, han acudido los bomberos del parque de Segovia, que están a 63 kilómetros de lugar (40 minutos por la autovía 601).

Si para este aparatoso accidente en el que han tenido que excarcelar a tres personas el 112 hubiera podido avisar a los efectivos del parque de Íscar (a 22,7 kilómetros de Cuéllar) o a los del puesto de Peñafiel (a 29,5 kilómetros de la villa segoviana) el tiempo de actuación se hubiera reducido a menos de la mitad. Al final «nuestros recursos y los de los sanitarios, que están en nuestra misma situación, se desperdician», se lamentan.

«Pero la Junta se muestra impasible», a pesar de las reclamaciones que a título personal han remitido a la Administración regional algunos de los bomberos de la Diputación de Valladolid, que destacan que esta misma situación se repite muy a menudo en los incendios. «En incendios como el de la localidad segoviana de Navalilla -recuerdan- movilizaron antes a efectivos de la UME de León que a los bomberos de Peñafiel, que estaban a tan solo media hora del lugar». Estos sucesos, concluyen, son una muestra más de que «es urgente que el protocolo del 112 se modifique, para que prime la cercanía a la emergencia por encima de los límites provinciales. La vida de las personas está en juego».

 

Fotos

Vídeos