«Los terroristas que están en las instituciones son asesinos que han cambiado de chaqueta»

Conmemoración en la Plaza del XXII aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco. /LAYA
Conmemoración en la Plaza del XXII aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco. / LAYA

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León participa en la conmemoración del XXII aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco

C.T.M. / ICALSALAMANCA

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León, Juan José Aliste, calificó ayer como «asesinos que han cambiado de chaqueta» a los «terroristas que ahora están en las instituciones», y pidió a la sociedad española «un punto de inflexión para que no se olvide nunca lo que son».

Instantes después de participar en la conmemoración del XXII aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, llevada a cabo en la Plaza Mayor de Salamanca, Aliste señaló dicho acontecimiento como «un punto de inflexión muy importante en el que la sociedad cambió la manera de ver el terrorismo».

Según él, «hasta entonces, el que sufría un atentado terrorista parecía que era un individuo aislado, pero en aquel momento la sociedad se dio cuenta de que cualquier persona podía ser víctima de ETA», lo que supuso «un punto de inflexión imprescindible para que, unos años más tarde, se acabara con el terrorismo en sí».

«El gran problema ahora es que hay terroristas que están en las instituciones, que quieren ser los héroes y los guapos de la película», continuó Aliste, para quien eso hace que el terrorismo de ETA sea «un capítulo que todavía está abierto en muchos sentidos» al igual que «los muchos casos sin resolver».

«Si hubiera una ayuda por parte de los terroristas para resolver esos crímenes, quizá fuera un punto a su favor», concedió Aliste, para quien, sin embargo, «no la hay, igual que no piden perdón y, cuando lo piden, lo hacen con la boca pequeña y solo para beneficiarse de las instituciones penitenciarias y salir antes de la cárcel».

Por su parte, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, aseguró que, aunque hayan pasado 22 años del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, «para los militantes del PP siempre estará en nuestro recuerdo», y envió «un saludo muy cariñoso y solidario a todas las víctimas del terrorismo y a todas esas familias que tanto han sufrido».