Un informe negativo descarta la ampliación de la caseta del Picón de Ciudad Rodrigo

Estructura actual de la caseta del Picón./S.G.
Estructura actual de la caseta del Picón. / S.G.

La Confederación Hidrográfica del Duero ha dictaminado que se encuentra en zona inundable, como se dio cuenta en Comisión

S.G.CIUDAD RODRIGO

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha emitido una informe negativo a la ampliación de la caseta del Picón, según ha explicado el concejal de Obras y Urbanismo, Joaquín Pellicer. El asunto se vio ayer en la comisión que preside Pellicer, quien descartó que se puedan elaborar nuevos informes para hacer modificaciones, pues entre los argumentos que esgrime la Confederación está que esa instalación «se encuentra en zona inundable», matizó el mismo edil.

El pasado mes de marzo salieron a licitación las tres casetas que se ubican en la zona del río Águeda a su paso por Ciudad Rodrigo: el Picón, la Concha y las Barcas. En los pliegos de la caseta del Picón se recogía que el precio de licitación partía de una base de 7.000 euros al año por un plazo de cuatro años con la posibilidad de prorrogarlo cuatro años más siempre que el adjudicatario acreditara obras de ampliación. En principio, esa obra iba a consistir en ganar metros para una cocina. Estas casetas se convierten cada verano en punto de referencia.

Por otra parte, la comisión de Obras y Urbanismo vio asuntos de distinto calado, entre ellos, la incorporación al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la figura del asentamiento irregular. En concreto, los técnicos han presentado un nuevo informe que se adapta a las peticiones de la comisión provincial que prescribía que las áreas de regulación pasen de 13 a ocho. «Entienden que existía una sola vivienda en varias parcelas y no las veían susceptibles de ser incorporadas», manifestó Pellicer.

Esta comisión informó favorablemente sobre los aparcamientos relacionados con una edificación y que afecta a aquellos locales que se pretenden transformar en vivienda. En concreto, la novedad está en que no se les va a exigir que tengan que disponer de una plaza de garaje en el edificio de la nueva vivienda o en 200 metros a la redonda.

Por último, el Ayuntamiento ha aceptado la cesión de un inmueble en la calle la Iglesia número 47.