La delegada del Gobierno espera «con cautela y prudencia» el informe de la Guardia Civil sobre el choque mortal de ayer en Vecinos

Guardias Civiles en el lugar del accidente registrado ayer./LAYA
Guardias Civiles en el lugar del accidente registrado ayer. / LAYA

Mercedes Martín pide responsabilidad en la carretera ante el «verano negro» en la Comunidad

ICAL

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, dijo esperar «con cautela y desde la prudencia» el informe final que la Guardia Civil lleva a cabo sobre el choque entre una furgoneta y un camión, ayer en Vecinos, Salamanca, en el que falleció un varón de 48 años. Al parecer, todo apunta a que se debió a «un accidente» del conductor, como pudo ser un mareo o despiste. Así lo señaló en su visita hoy al municipio salmantino de Villares de la Reina, minutos antes de participar en la actividad para alertar de las principales amenazas de delincuencia a las personas mayores.

Por su parte, la Guardia Civil realiza de manera «escrupulosa y rigurosa» las investigaciones y la reconstrucción del accidente para determinar las causas del choque mortal que tuvo lugar en la mañana de ayer en la carretera CL-512, en el que un varón perdió la vida tras chocar su furgoneta contra un camión.

En ese sentido, Mercedes Martín se refirió al «verano negro» en las carreteras de Castilla y León, y mostró su preocupación por el número de fallecidos, que en Salamanca se eleva a 11 personas, por lo que insistió en «mantener la cautela».

Así, dijo que «el riesgo cero es evidente que no existe», y remarcó la necesidad de «ser prudentes y cumplir escrupulosamente las normas en la carretera». En sus declaraciones apuntó que cualquier reacción «es un riesgo para nosotros y el resto de las personas que circulan» y argumentó que «la primera responsabilidad es la de cada uno como conductores». Una vez más, recordó la necesidad del uso del cinturón, mantener los límites de velocidad y evitar el consumo de sustancias y alcohol que hagan perder las facultades al volante.