El contraanálisis del conductor del accidente mortal de Galisancho confirma el consumo de drogas y alcohol

Estado en el que quedó el vehículo en el que fallecieron cuatro jóvenes en Salamanca./SERNA
Estado en el que quedó el vehículo en el que fallecieron cuatro jóvenes en Salamanca. / SERNA

Deberá prestar declaración ante el juez en los próximos días

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El contraanálisis del conductor del vehículo en el que murieron el pasado 21 de julio cuatro jóvenes, dos de ellos menores, en Galisancho ha confirmado que el joven había consumido alcohol y drogas, concretamente hachís y cocaína, antes del accidente. Ese es el contenido de la información facilitada por el Telediario 1 de Televisión Española esta misma tarde.

Hace unos días, el fiscal jefe de la Audiencia de Salamanca había confirmado que se estaba a la espera de ese contraanálisis para que el conductor, de 25 años, declarase ante el juez.

Pues bien, según ha informado en su informativo de las tres de tarde RTVE, el Instituto Nacional de Toxicología, que recibió muestras de alcohol y saliva tras el primer análisis realizado en el hospital de Salamanca y que ya dio positivo en drogas y alcohol, ha confirmado que el conductor conducía bajo los efectos del alcohol en el momento del accidente, el más grave que ha registrado en las carreteras españolas este verano, hasta el momento.

Los resultados de esta nueva prueba serán determinantes a la hora de determinar la responsabilidad penal del conductor del vehículos.

En la información emitida por RTVE, una técnica del Instituto de Toxicología asegura que la muestra de sangre sacada tras el accidente y que el juez ordenó enviar a Madrid por la gravedad del accidente «ha permitido determina el consumo del alcohol y las drogas y su posible vinculación con el accidente».

Los resultados arrojan en el contraanálisis un consumo de hachís moderado, aunque al volante cualquier consumo de ese tipo puede acabar en un resultado mortal, se asegura en la información emitida. En cuanto a la cocaína, en el laboratorio han encontrado restos de un consumo mayor, aunque lo que no puede esclarecer el informe toxicológico es el grado de afectación del conductor por el consumo de esas drogas. «Es difícil saber si la persona estaba afectada o no en el momento del accidente. Esa es la discusión de siempre de los juicios a los que acudimos», afirma la técnica del Instituto de Toxicología.

Tras prestar declaración ante el juez, que podría tomar algún tipo de medida cautelar al respecto del conductor, se iniciará el proceso judicial, en el que los resultados de este contraanálisis serán muy importante a la hora determinar la pena.

Hay que recordar que ya el fiscal jefe de Salamanca, señaló que de confirmarse el consumo de drogas y alcohol, la condena para el conductor podría alcanzar los nueve años de cárcel.