El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo da continuidad a las obras en piedra, ahora en la muralla

Joaquín Pellicer muestra la zona de la muralla en la que se está actuando. /S.G.
Joaquín Pellicer muestra la zona de la muralla en la que se está actuando. / S.G.

Ha comenzado el arreglo del drenaje de una zona conocida popularmente como 'la meona', junto a la brecha grande

SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

Una vez concluidas las obras del muro de la cuesta de Santiago, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha querido aprovechar la mano de obra cualificada y reparar una zona de la muralla deteriorada desde hace años.

En concreto, dos oficiales y un peón de la bolsa de empleo y un oficial del Ayuntamiento están llevando a cabo la reparación del drenaje de lo que se conoce popularmente como 'la meona', junto a la brecha grande.

«Se trata de una escorrentía que atraviesa la muralla por encima de la brecha grande y lleva años y años en mal estado, por eso la estamos restaurando con gente que maneja bien la cantería y la piedra, que han demostrado su habilidad en la colocación de piedra», precisó el concejal de Obras y Urbanismo, Joaquín Pellicer.

La autorización por parte de la Comisión Provincial de Patrimonio no se ha tenido que hacer esperar ya que el Ayuntamiento había solicitado la actuación hace tiempo, cuando se pensaba en esta zona como un lugar apropiado para la instalación del mercadillo de los sábados y se barajaba adecuarlo con ciertas actuaciones.

Pellicer explica que toda esa humedad ha provocado «un deterioro de la muralla» y que la obra se va a prolongar durante unas dos semanas pues deben colocar los sillares, cal y canto por detrás y se dejará una zona de drenaje.

Caseta de madera

Pero desde esta delegación son varios los frentes que tienen abiertos en estos momentos y siguen adelante las obras en el adarve de la muralla o en el parque de la Florida.

Tal y como se puso de manifiesto en el pleno, se quiere dar una solución a la caseta de madera que en otros tiempos se utilizó como centro receptor de visitantes y que lleva un tiempo sin ser utilizada.

Pellicer confirmó que «se ha pedido un presupuesto para cambiarla de ubicación y ya teníamos otro de unos 15.000 euros».

La intención sería colocarla justo enfrente, donde su ubican los coches de choque durante el Carnaval del Toro.

«Con esos importes lo que vamos a plantear, seguramente, es enajenarla, sacarla a subasta, porque tampoco tiene sentido gastarse un dinero en trasladarla de sitio si no se tiene claro el uso que se la va a dar», insistió el edil.

De momento no se ha tomado una decisión firme a la espera de conocer ese segundo presupuesto.

Ese Centro Receptor de Visitantes, al que se bautizó popularmente como la caseta de madera, se adquirió por parte del Ayuntamiento con motivo de la celebración de las Edades del Hombre y se estuvo utilizando durante años como una especie de oficina de turismo.

En el propio pleno municipal se ha cuestionado en más de una ocasión si la ubicación actual era la más acertada.

 

Fotos

Vídeos