FÚTBOL - Segunda B

Álex Serrano: «Si al final de la Liga estamos arriba el reto del Salamanca CF UDS será subir»

Álex Serrano conduce el balón ante el Real Unión de Irún./María Serna
Álex Serrano conduce el balón ante el Real Unión de Irún. / María Serna

El medio catalán, hijo de Mino que ganó dos Ligas con el Real Madrid de la quinta del Buitre, señala que «sabía que al llegar tarde me costaría entrar en el equipo titular»

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Alejandro Serrano García, conocido como Álex Serrano, fue uno de los grandes protagonistas en el empate del pasado domingo entre el Salamanca CF UDS y el Real Unión de Irún en el Helmántico. El catalán, de apenas 24 años y uno de los últimos jugadores en llegar a la plantilla del equipo salmantino este verano, debutó en la tercera jornada del campeonato saliendo al campo en la segunda parte para lograr el tanto que adelantaba a los de Pablo Cortés que, a la postre, dejarían escapar en los minutos finales dos puntos (1-1)con un tiro desviado de los vascos que pegó en Jehu Chiapas y acabó en el tanto del empate visitante.

«Desde que llegué estaba esperando la oportunidad de debutar para empezar a participar. En las primeras jornadas no se dio el caso y ante el Real Unión sí pudo ser. Lo intenté aprovechar y pude ayudar con un gol. No sé si merecidamente o no pero al final empatamos con un poco de infortunio y te queda el sabor amargo porque hasta a falta de tres minutos ibas por delante».Su entrada al campo ayudó a mejorar las prestaciones del equipo. «Es verdad que al inicio el partido fue un poco espeso, ellos tenían la idea clara de encerrarse atrás y siempre cuesta encontrar espacios. En los minutos finales se encuentran más espacios con el desgaste del rival. El partido fue plano y sin ocasiones», relata el centrocampista creativo que llegó procedente del Celta B.

Serrano no es un goleador pero ya la temporada pasada dejó su sello en este sentido con cinco tantos. «Sí, por mi forma de jugar y mi posición no suelo marcar mucho pero siempre intento aportar lo que pueda en otras facetas»,

A pesar del mal sabor de boca, Álex Serrano que «todos hubiéramos firmado hacer 7 puntos de 9 posibles en el inicio liguero. Eso ya lo hemos hablado los jugadores. Es una categoría muy igualada y solo dos de 80 equipos han logrado el 9 de 9. Los inicios siempre son complicados y hemos empezado con buen pie. Con estos números estamos arriba seguro al final de la Liga».

El barcelonés es consciente de que «al llegar al equipo tarde, con la pretemporada muy avanzada a una semana del inicio de Liga y con el equipo ya asentado sabía que me iba a costar entrar al inicio en el equipo porque hay mucha competencia y además el equipo ha arrancado ganando. Venía mentalizado y las primeras suplencias las he asumido rápido. Ante el Real Unión pude debutar y espero seguir teniendo más oportunidades».

El medio se enfrentó al Salamanca CF en la última jornada del grupo I jugando en las filas del Celta B, un partido en el que ambos se jugaban evitar el play-out, duelo que terminó con la victoria charra y condenando a los vigueses a luchar por evitar el descenso. «Nunca sabes dónde vas a estar unos meses después en el fútbol. Nos metimos en el lío del play-out aunque al final salvamos la categoría. Meses después ahora estoy aquí y muy contento con el proyecto». El medio se decidió finalmente por el Salamanca CF UDS porque «contactó conmigo Aarón, hablando un di sí y otro también. Tenía decidido irme al extranjero, me apetecía conocer nuevos sitios y ciudades. Hablo también con compañeros de aquí como Sotres que me hablan más del proyecto y al final me decidido por venir por todo lo bueno que me contaron».

A su llegada la situación no fue la deseada porque en apenas diez días ha estado con tres entrenadores (Trejo, Chiquimarco y ahora con Pablo Cortés). «Es una situación que de puertas para afuera se vería como muy extraña porque no es lo habitual, pero en el vestuario estuvimos muy abstraídos de esa situación, con la tranquilidad del buen trabajo hecho. Estas situaciones se solventan con resultados», explica Serrano, que apunta sobre Cortés que «con Pablo muy bien. Llegó pisando fuerte, joven pero con ideas claras y carácter. Total confianza en él y el equipo está unido».

El reto marcado del Salamanca CFUDS para esta temporada no es otro que el ascenso y eso al medio catalán le agrada. «Es una categoría muy complicada. Solo suben cuatro de 80 equipos. Esto acaba de empezar, nuestra idea es estar arriba y queremos afrontar con naturalidad el reto de estar arriba sabiendo de la dificultad que conlleva. Si al final de Liga estamos en estas posiciones el reto será ascender».

Su padre ganó dos Ligas con el Madrid de la Quinta del Buitre

A Álex Serrano el fútbol le corre por las venas. Es hijo de Bernardino Serrano Mori, conocido como Mino, central con una amplia trayectoria en Primera y Segunda que incluso llegó a jugar en el Real Madrid y ganar dos Ligas con el equipo merengue en las temporadas 86-87 y 87-88 con la famosa Quinta del Buitre. «Tuvo una carrera admirable. Es algo que he vivido desde pequeño, siempre el fútbol en casa. Un espejo en el que mirarme y siempre me aconseja en lo positivo. Mantenemos muchas conversaciones extensas porque tiene mucho criterio».

Serrano no pudo ver en directo a su padre porque se retiró solo un año después de que naciera. «Ganó dos Ligas... cualquiera lo firmaría. Desde que yo empecé en serio en el fútbol se centró en mí para seguirme. A él luego le he visto jugar en vídeos, cintas que guarda en casa. Un fútbol totalmente diferente al de hoy. Somos como jugadores totalmente diferentes. Él fue central y diestro y yo centrocampista y zurdo. Tenía mucho oficio y carácter, yo creo que los genes los cogí de mi madre (ríe)», señala Álex.