Real Valladolid y Atlético miden sus alternativas

Guardiola y Correa se disputan el balón en el duelo celebrado hace medio año en el Wanda Metropolitano./Ramón Gómez
Guardiola y Correa se disputan el balón en el duelo celebrado hace medio año en el Wanda Metropolitano. / Ramón Gómez

Sergio, obligado a alinear un centro del campo inédito ante las bajas por lesión de Alcaraz y San Emeterio, deberá estar atengo durante todo el partido a los cambios de posición de los jugadores del Cholo

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Muchas son las dudas y las posibles variantes que se abren de cara al choque entre Real Valladolid y Atlético de Madrid que se disputa esta tarde en el Nuevo José Zorrilla (16:00 horas). Las de los locales pasan por cómo suplir las lesiones de sus hombres importantes, mientras que las de los visitantes se centran en cómo utilizar un fondo de armario que parece no tener fin y en administrar las diferentes posibilidades que le ofrecen sus hombres al Cholo cuando están dentro del campo.

Los blanquivioletas se presentan en la octava jornada de liga con la obligación de introducir cambios en su once inicial ante las bajas de hombres como Alcaraz y San Emeterio y las dudas sobre el estado físico de otros como Kiko Olivas, que será duda hasta el último momento después de haber entrado en una convocatoria de 19 hombres para alargar hasta el último momento la decisión sobre su participación.

Alineaciones probables

Real Valladolid
Masip; Moyano, Joaquín, Salisu, Nacho, Anuar, Míchel Herrero, Plano, Waldo, Sergi Guardiola y Sandro Ramírez
Atlético de Madrid
Oblak; Trippier, Giménez, Savic, Lodi, Saúl, Thomas Partey, Koke, Joao Félix, Morata y Diego Costa

Con estos condicionantes, a los que se le suma la baja de Pedro Porro, lo más lógico es que el catalán alinee una nueva línea defensiva en la que Salisu y Joaquín ocupen la zona central como ya hicieron el curso pasado durante los dos partidos de la eliminatoria de la copa frente al Getafe. Igualmente, Sergio tendrá que fiarse desde el inicio de un centro del campo casi inédito, ya que solo tiene disponibles en esa zona a Anuar (que hasta la fecha no ha sido titular en ningún partido y que no ha participado en los dos últimos) y a Míchel Herrero, además de a Aguado, del que vuelve a prescindir.

Las respectivas dolencias de los dos hombres que han acompañado hasta hoy al mediocentro valenciano en el eje obligarán al preparador de Hospitalet de Llobregat a alinearle junto al marroquí, pese a que se trata de una dupla que no parece agradarle mucho: en los 38 partidos de la pasada temporada solo los colocó juntos durante los noventa minutos de la visita al Camp Nou mientras que en las siete jornadas que se han jugado hasta ahora de la 2019-2020 lo ha hecho durante 22 minutos (quince ante el Betis y siete del Bernabéu).

Además, la duda se cierne sobre la apuesta del técnico blanquivioleta en las bandas, ya que pese a que aseguró el viernes en rueda de prensa que buscará la espalda de Lodi y Trippier para intentar aprovechar que juegan «muy elevados», también debe de contar con hombres que corran hacia atrás para ayudar a los laterales a paliar las apariciones desde la derecha de Joao Félix o las ayudas que puedan realizar junto a la cal los puntas Diego Costa y Álvaro Morata.

Y es que estos cinco futbolistas colchoneros serán seguro de la partida como pudo verse ayer en el último entrenamiento de los atléticos antes de su viaje a Valladolid. En él, el Cholo realizó ejercicios con una línea defensiva ocupada por Trippier, Giménez, Savic y Lodi que era atacada por Thomas Partey, Saúl, Koke, Joao Félix, Morata y Costa.

Parece claro que el argentino apostará por un 4-4-2 con Joao Félix actuando desde la banda pero que gozará de absoluta libertad para incorporarse a la punta o de colocarse detrás de los delanteros, lo que conformaría un sistema más parecido al 4-3-3 con un centro del campo muy poblado y pleno de músculo.

Además de las alternativas en ataque que puede ofrecer el flamante fichaje atlético, lo cierto es que el equipo madrileño muta constantemente a lo largo de los partidos, como se pudo ver la semana pasada en el derbi ante el Real Madrid. Entonces, Simeone alineó al ahora lesionado Vitolo en el centro junto a Thomas y Koke y después de que el primero de ellos saliera y ya con Lemar en el campo, las posiciones empezaron a bailar constantemente. Félix percutió desde derecha e izquierda, el francés jugó tanto en la banda zurda como en la media punta cuando Saúl tapaba su zona, mientras que Thomas se multiplicaba por todo el círculo central y salpicaba su actuación asomándose con mucho peligro al balcón del área.

Esa imponente presencia de los hombres del Cholo en el centro del campo obligará a los pucelanos a jugar más por fuera de lo habitual, como ya anunció Sergio el pasado viernes, para evitar un juego en el que los atléticos son especialistas en «cortar y salir en transición ofensiva muy rápida», lo que supone un reto de extrema dificultad para un Pucela que acumula cinco meses sin ganar en casa.