Soria gana en Palencia el concurso a la mejor hamburguesa de Castilla y León

La concejala Laura Lombra muestra la hamburgesa ganadora, junto a su creador Martín Carnicero./Antonio Quintero
La concejala Laura Lombra muestra la hamburgesa ganadora, junto a su creador Martín Carnicero. / Antonio Quintero

Carniceros de las capitales soriana, palentina, burgalesa, salmatina y vallisoletana se enfrentan para reivindicar la calidad de las tiendas y mercados tradicionales

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

El carnicero soriano Martín Carnicero Aragonés se ha alzado con el premio a la mejor hamburguesa de Castilla y León, en el séptimo concurso que organiza la Federación Regional de Carniceros, y en la que se agrupan las asociaciones profesionales de Palencia, Valladolid, Burgos, Salamanca y Soria.

Las normas de este concurso son claras, únicamente pueden utilizarse alimentos naturales y están prohibidos los aditivos, conservantes o colorantes. Se trata, además, de piezas artesanales que pueden encontrarse a la venta de forma ordinaria en los establecimientos comerciales de los participantes.

«Queremos mostrar que nuestros productos son buenos, artesanos y de calidad, que este es el timpo de alimento que se puede encontrar en las carnicerías de toda la vida y los mercados tradicionales», explica Julián Castrillejo, representante de la Asociación de Carniceros de Palencia, que junto a la Federación Regional de Carniceros organiza el concurso.

El certamen se ha desarrollado, como ya ocurrió el pasado año, en el marco de la feria gastronómica Naturpal, que se organiza anualmente a principios de octubre en la Plaza Mayor.

En esta ocasión, ha participado en el certamen un representante de cada una de las provincias que componen la federación regional. Los participantes son elegidos por las propias asociaciones provinciales y su misión es elaborar desde la base una hamburguesa natural, de la máxima calidad, pero que a la vez tenga una salida comercial.

«Yo he presentado una hamburguesa de ternera, pimientos del piquillo y jamón. Las elaboro los fines de semana y siempre advierto a los clientes de que son para consumirlas, si no en el día, ese fin de semana, porque no llevan conservantes ni aditivos y no aguantan más de tres días», explicaba durante el concurso el representante palentino Ángel Francisco Márquez Rubio, propietario de la Carnicería Kiko, ubicada en la calle Antonio Maura.

Sin embargo, el primer premio fue para una pieza que mezcla las carnes de ternera y cerdo al 50% y que se plantea como una clara apuesta por los productos más tradicionales de la gastronomía soriana. Así, la hamburguesa elaborada por Martín Carnicero, en cuyo establecimiento de la ciudad de Soria -Cannicería Martín) pueden encontrarse, funde con la carne los boletus, la trufa y los típicos torreznos, ingredientes a los que se les añaden también el aceite de girasol y el agua.

«El secreto es hacer las cosas con mucho cuidado y con ingredientes de mucha calidad. Yo he quierdo apostar por Soria, por nuestra gastronomía de siempre, con los boletus, la trufa y los torreznos. Y no he conseguido meterle la mantequilla por ningún lado, pero la próxima, la tiene que llevar», explicaba con una sonrisa el ganador, Martín Carnicero, quien recalca que es un producto que se lleva vendiendo alrededor de una año en su establecimiento, con una buena demanda. «Las hamburguesas gustan, y, de hecho, hacemos octo tipos diferentes. Y la que ha ganado no es la que más se vende. Son un buen producto, pero la gente sigue comprando de todo, siempre que les ofrezcas calidad», recalcaba.