Renault contrata en cinco años a más de 2.000 personas formadas en el taller del Cristo

Los alumnos del taller de automoción Efidies trabajan para ganar destreza con la pistola neumática. /Antonio Quintero
Los alumnos del taller de automoción Efidies trabajan para ganar destreza con la pistola neumática. / Antonio Quintero

El Ayuntamiento renueva el acuerdo con la empresa para que continúe la preparación de sus operarios en el Efides

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

Más de 2.000 personas han sido contratadas por Renault después de pasar por el taller de automoción que el Ayuntamiento y la empresa del rombo gestionan en el Espacio para la Formación, Innovación y Desarrollo Sostenible, más conocido como Efides, en el barrio del Cristo.

Noticia relacionada

Este espacio de formación, que abrió sus puertas en 2014 tras una inversión municipal de 75.000 euros, ha formado como técnicos de montaje de vehículos a un total de 2.923 personas, de las cuáles un 70% se ha insertado en las factorías que Renault tiene en Valladolid y Palencia. Los jóvenes seleccionados para participar en las clases aprenden las destrezas y técnicas básicas de trabajo en una factoría automovilística en un curso de tres semanas que otorga el título oficial (reconocido por el Servicio Estatal de Empleo) de Montador de Vehículos y Elementos Mecánicos, aunque su principal atractivo es que los alumnos pasan a formar parte del vivero de aspirantes a ocupar un puesto de trabajo en alguna de las fábricas de la empresa Renault.

Este centro de formación en Palencia es el segundo de los tres que la marca del rombo abrieron en 2014 (Valladolid, Palencia y Sevilla). Cuenta con unas instalaciones a modo de fábrica virtual, con paneles explicativos del proceso de fabricación de un vehículo, una veintena de pupitres de destrezas básicas para el proceso de producción de un automóvil e incluso un motor, una caja de velocidades y un vehículo completo, cedido por Renault. Asimismo, cuenta con las prendas de seguridad necesarias para garantizar la correcta formación de los alumnos.

Después de cinco años de trabajo, el Ayuntamiento y la empresa revalidaron ayer su acuerdo en un documento con las rúbricas del alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, y del director de Relaciones Institucionales de Renault España, Ernesto Salas, que renovaron el convenio de colaboración de la Escuela de Formación Renault en las propias instalaciones del Efides.

Este espacio formativo, que abrió sus puertas con la presencia del presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, y del por entonces consejero de Educación, Juan José Mateos, ha formado como técnicos de montaje de vehículos a esas 2.923 personas, un número que se incrementará gracias al nuevo convenio de colaboración, que tiene una vigencia de un año, prorrogable hasta un máximo de otros cuatro.

El alcalde se mostró muy satisfecho de que la colaboración entre la administración pública y la empresa privada sirva para formar futuros trabajadores que fijen población en una provincia que tiene a la despoblación como su mayor enemigo. Polanco calificó al Efides como «el centro de referencia del desarrollo económico y empresarial de Palencia, además de un espacio de convergencia para el impulso de la economía social y el fomento de la formación y el empleo en diversas materias, como son automoción, cocina y nuevas tecnologías», indicó el alcalde que ve en la firma del nuevo convenio un sinfín de aspectos positivos para Palencia y para los palentinos. «Además de fomentar la inserción laboral de personas desempleadas a través de la formación, también se busca difundir la cultura del automóvil y promover la actividad económica de Palencia», recalcó.

Turno de noche

La firma del convenio se produjo en un momento crucial para Renault en Palencia. Y es que, la factoría de Villamuriel retomará el turno de noche el 29 de abril tras el lanzamiento de una nueva fase del Kadjar y las buenas perspectivas del Mégane. Este equipo estará integrado por cerca de 500 trabajadores, según fuentes de la compañía automovilística.

La puesta en marcha de este turno se produce meses después de que la firma del rombo decidiera el fin del turno de noche en Palencia, a finales de julio del año pasado, lo que supuso la no renovación de cerca de 800 contratos en aquel momento. El regreso a la actividad durante las 24 horas del día en la planta palentina se producirá justo después del parón laboral de la Semana Santa, y servirá para que aumente la producción hasta los 1.100 vehículos por día, lo que significará un aumento de la cadencia de 200 coches.