La lluvia y el viento obligan a evacuar a niños y monitores de Palencia de tres campamentos

Algunos de los menores, en el polideportivo de Cervera, en la noche de ayer. /El Norte
Algunos de los menores, en el polideportivo de Cervera, en la noche de ayer. / El Norte

La Guardia Civil interviene en la evacuación de 53 personas en Ruesga, y de forma preventiva se trasladó a otro grupo de 150 palentinos en Boca de Huérgano, y a otros 200 participantes en Resoba

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Efectivos de la Guardia Civil han tenido que rescatar y evacuar a los niños y monitores de seis campamentos de la comunidad, concretamente en las provincias de Palencia, Ávila y León, en total casi 500 personas, ya que se han visto afectados por las tormentas y las fuertes rachas de viento.

Noticia relacionada

Así, los guardias civiles han intervenido en un campamento en Arenas de San Pedro y otro en Candeleda, en la provincia de Ávila, así como en los municipios leoneses de Boca de Huérgano, Burón y Acebedo y en el palentino de Cervera de Pisuerga.

En Cervera de Pisuerga, la Guardia Civil evacuó a los 53 menores y 10 monitores del grupo del Carmen que se encontraban de acampada en la pedanía de Ruesga, cuando el fuerte viento hizo que una de las carpas saliera volando. A las 22:00 horas de la noche del lunes, se recibió aviso de la responsable del campamento, expresando su preocupación debido a la tormenta que estaba cayendo.

Hasta el lugar se desplazaron cuatro patrullas de la Guardia Civil, que procedieron junto al alcalde de la localidad, a la evacuación de los menores trasladándolos hasta el pabellón municipal de Cervera de Pisuerga, para que los niños pudieran pasar la noche. La zona de acampada ha sufrido bastante deterioro, estando en perfecto estado de salud los menores y sus monitores.

También en el municipio de Cervera de Pisuerga, en la pedanía de Resoba, y solamente como medida preventiva, el Ayuntamiento posibilitó que 200 menores y monitores de un campamento de la parroquia de San Antonio de Palencia pasaran la noche en locales municipales, como el centro de salud o la iglesia, si bien la acampada no ha sufrido ningún daño, y los participantes han podido volver esta mañana.

Otro de los campamentos evacuados que ha afectado a niños y monitores palentinos es el de Boca de Huérgano, en León, donde el fuerte temporal de lluvia y viento provocó numerosos daños en un campamento situado en el municipio, por lo que se trasladó de forma preventiva a 150 menores y varios monitores del grupo San Miguel a los salones parroquiales durante una hora y media. Posteriormente, regresaron sin problemas a la zona de acampada.

Asimismo, en varios campamentos de los municipios de Burón y Acebedo, ambos de la provincia de León, quedaron inundados y totalmente destruidos, por lo que se ha procedido a la evacuación de 90 menores del campamento de Burón, 90 del campamento Scout Pinar de Acebedo y 120 del campamento Estería de Acebedo.

Todos los menores fueron trasladados a colegios de dichas localidades con diferentes síntomas de carácter leve (dolores de cabeza y esguince) por los que han sido atendidos por los servicios sanitarios sin necesidad de ser trasladados a hospitales.

El Servicio de Emergencias de Castilla y León y Cruz Roja les ha proporcionado diverso material (camas, mantas, material de aseo) y alimentos con la coordinación de la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Castilla y León y ayuntamientos de la zona.

En Arenas de San Pedro, la Guardia Civil ha rescatado a 32 menores de edad de entre 10 y 12 años y a cuatro monitores, pertenecientes al Campamento Sant Michael, con motivo de la tormenta eléctrica de agua y viento. Todos ellos fueron evacuados para evitar que sufrieran de hipotermia al tener la ropa mojada. A las 6:30 horas se ha finalizado la evacuación de los mismos y de sus enseres.

Igualmente, en Candeleda, a las 23:15 horas de este lunes se inició la evacuación de unos 50 niños del grupo de boy scouts Santo Domingo, que se encontraban en el camping de la localidad, con motivo de la tormenta eléctrica que provocó diversos incendios en la zona, según informa la Guardia Civil.

En la evacuación de los menores ha participado personal de Protección Civil y Policía Local de Candeleda, junto a los agentes de Guardia Civil que han tenido que cortar el tráfico en la N-501. Sobre las 12 de la noche se dio por finalizada la evacuación.