La Junta confirma un séptimo caso de tularemia en la provincia de Palencia

Un topillo muerto, junto al río Valdeginate. /Antonio Quintero
Un topillo muerto, junto al río Valdeginate. / Antonio Quintero

El último afectado es el segundo que se confirma en Villarramiel y se elevan a 27 los casos que se encuentran en estudio

El Norte
EL NORTEPalencia

La Junta de Castilla y León ha confirmado hoy un nuevo caso de tularemia en la provincia de Palencia. A los ya conocidos en Fuentes de Nava, Cervera de Pisuerga, Villarramiel y los tres de Paredes de Nava se suma el de un nuevo vecino de Villarramiel. Este último afectado, al contrario que el penúnltimo, no ha tenido que ser hospitalizado. Asimismo, la Junta ha confirmado que se elevan hasta 27 los casos que se encuentran en estudio.

Por otro lado, el delegado territorial de la Junta ha presidido la constitución del Grupo de Trabajo Provincial Interadministrativo sobre la lucha integral contra los topillos. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, ha formalizado la constitución del grupo de trabajo provincial interadministrativo de colaboración en la lucha integral del topillo campesino.

El grupo de trabajo de esta comisión está integrado por Diputación, la Subdelegación del Gobierno, Adif, Confederación Hidrográfica del Duero, Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento, y los jefes de los Servicios Territoriales, de Medio Ambiente, Agricultura, Fomento y Sanidad.

El objetivo de esta comisión es poner en común aquellas medidas que las administraciones se han comprometido a ejecutar, en qué grado de ejecución están, problemáticas y cuestiones que haya que mejorar. Los dos aspectos en los que se trabaja, por ahora los más eficaces en la lucha contra ese pico poblacional son, por una parte, el tratamiento con medios mecánicos en los reservorios, actuando en más de 500 kilómetros de carreteras autonómicas, nacionales, provinciales y caminos para la eliminación de la capa vegetal y de las huras. Se ha efectuado ya una primera destrucción en la totalidad de dicha extensión y se han perfilado de nuevo unos 80 kilómetros.

Por otra parte, se trabaja en la recogida de los topillos muertos por parte de cada uno de los responsables de las infraestructuras hidráulicas. En este sentido, Sanidad informa que no existe riesgo de contaminación en la red de abastecimiento de agua potable para el consumo humano.