El PSOE rechaza por ahora la comisión sobre los negocios de Juan Carlos I

Juan Carlos de Borbón. /Reuters
Juan Carlos de Borbón. / Reuters

Unidos Podemos afirma que ya tiene el respaldo del resto de grupos que apoyaron la moción de censura y pide acabar con la «ley del silencio»

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El PSOE descarta apoyar de momento la propuesta de Unidos Podemos para abrir en el Congreso una comisión de investigación sobre los supuestos negocios turbios de Juan Carlos I. El secretario de Organización del partido y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, pidió hoy a sus socios que, antes de registrar formalmente la iniciativa, esperen a conocer lo que tenga que decir el director del CNI, Félix Sanz Roldán, en la intervención que realizará ante la comisión de secretos oficiales a petición propia. «Es el cauce natural -adujo tras una reunión de la ejecutiva socialista-; no procede ninguna medida excepcional ni extraordinaria hasta que se produzca esa comparecencia».

Ni Unidos Podemos ni buena parte de las otras formaciones que apoyaron a Pedro Sánchez en la moción de censura contra Mariano Rajoy parecen conformes, sin embargo, con esa idea. Fuentes de Esquerra advirtieron hoy, de hecho, de que su intención es registrar la propuesta de investigación, para la que hace falta la firma de 70 diputados (nada difícil de conseguir en el caso de la coalición de izquierdas), este mismo miércoles. «La ciudadanía española ha decidido que en este país se ha acabado la ley del silencio y por eso nosotros estamos aquí, esa es la realidad», argumentó el podemista Rafael Mayoral.

En principio, Félix Sanz comparecerá a puerta cerrada para ofrecer algunas explicaciones sobre el episodio que ha dado pie a todo este asunto: las grabaciones del excomisiario y empresario José Manuel Villarejo, actualmente en la cárcel acusado de blanqueo, en las que la que la consultora alemana Corinna zu Sayn-Wittgestein relata que el antiguo Monarca, del que fue «amiga entrañable», la usó como testaferro, que tenía cuentas en Suiza a nombre de su primo, que se benefició de la amnistía fiscal de 2012 o que cobró comisiones de Arabia Saudí por el AVE a La Meca, según han publicado en los últimos días 'El Español' y 'Ok Diario'.

En los audios, presuntamente utilizadas por Villarejo como elemento de presión para salir bien parado en la causa abierta en su contra, Corinna acusa de amenazas al director del CNI -que por otro lado mantiene un largo enfrentamiento con el expolicía dedicado a negocios un tanto opacos-. Dado el historial de Villarejo, y dado que lo que está en juego es la imagen de la jefatura del Estado, los socialistas defienden que sería conveniente actuar con algo de «cautela» y no dar más pasos hasta que el jefe de los espías exponga lo que sabe.

En esa misma posición está igualmente Ciudadanos. Albert Rivera alegó por un lado que «la transparencia también tiene que estar en la Corona, aunque (Juan Carlos I) ya no sea jefe de Estado», pero por otro adujo que de momento sólo hay «informaciones periodísticas» y que hay que ver si tienen «alguna consecuencia judicial o de la Fiscalía».

Inviolabilidad

Podemos esgrime que precisamente una de las razones que hacen necesaria la investigación del Congreso es que a don Juan Carlos sólo se le puede perseguir por aquellos delitos que haya podido cometer a partir de 2014 y exclusivamente ante el Tribunal Supremo porque se le aforó de inmediato, de una manera algo polémica, tras su abdicación. En cambio, es muy cuestinable que se le pueda llevar a los tribunales por hechos acaecidos durante su reinado, durante el que era, según dicta la Constitución, inviolable. Por ese motivo, Mayoral insistió en que la única vía para que la ciudadanía «conozca la verdad» es la parlamentaria.

«Nos decepcionan enormemente las medidas que de momento hay, o más bien la falta de reacción del Gobierno hasta este momento, y esperamos que rectifique», dijo también el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

El único que mantiene una oposición frontal y sin peros a abrir una indagación en la Cámara baja es el PP. En concreto, su candidato a la presidencia -en liza con Soraya Sáenz de Santamaría- Pablo Casado aseguró que si gana el congreso de este fin de semana esa será su postura. «Creo sinceramente que tanto el rey Juan Carlos como Felipe VI forman parte de la mejor historia de España», argumentó.

Fuentes parlamentarias insisten, en todo caso, que es difícil que los letrados den por buena una comisión de este tipo porque el Congreso no tiene competencias, dicen, sobre la Casa Real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos