La Guardia Civil detiene a uno de los cabecillas de los ciberataques proindependentistas catalanes

La Guardia Civil detiene a uno de los cabecillas de los ciberataques proindependentistas catalanes

El hacker logró hacerse con el control de varios sistemas de la Administración central para boicotear las elecciones del 21-D

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Guardia Civil ha detenido a uno de los principales cabecillas de las campañas de ataques informáticos que sufrió la Administración Central durante la crisis secesionista catalana. El hacker logró hacerse con el control de varios sistemas de la Administración central para boicotear las elecciones del 21-D

Según informa el Ministerio del Interior, el individuo ha sido arrestado en el marco de la ‘operación Green Hat’ desatada por el Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil para localizar a los activistas que atacaron los sistemas del Estado.

El arrestado, que ha sido acusado de daños informáticos y revelación de secretos, llegó a reivindicar en su cuenta de Twitter la autoría de los ataques, particularmente contra páginas web de organismos públicos y empresas españolas el 21D.

“Sus ataques consistían en conseguir de forma ilegítima el acceso a la estructura interna de los portales web de sus objetivos, obteniendo privilegios de administrador mediante la explotación de vulnerabilidades conocida”, ha explicado el Ministerio del Interior.

Datos personales

Además de alterar esas páginas con lemas con logotipos y lemas relacionados con el movimiento Anonymous, eliminaba cuentas legítimas con perfil de administrador y accedía a los datos personales contenidos en las bases de datos de las páginas atacadas. Una vez que conseguía estos datos, publicaba su ataque y parte de los datos obtenidos en su perfil en la red social Twitter.

Entre los datos personales publicados, se encontraban filiaciones, cuentas de correo electrónico e incluso contraseñas de acceso contenidas en las bases de datos a las que accedía.

“Estos datos publicados pertenecen a empleados de los diferentes organismos y empresas atacados. La difusión de esta información supone de por sí un perjuicio para los afectados, así como para la seguridad de las redes informáticas públicas vulneradas, al poner en riesgo a los mismos ante todo tipo de amenazas, ya que se filtraban las credenciales de acceso que pudieran ser utilizadas en otros sistemas”, ha destacado Interior.

Las reivindicaciones del ataque incluían entre otros los hashtags #OpCatalunya, #FreeCatalonia y #Op21Dec, utilizados por el detenido para apoyar la organización ilegal del 1O, y bloquear los sistemas informáticos dedicados a la organización de las Elecciones al Parlamento de Cataluña del pasado 21 de diciembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos