Los falsos autónomos desafían a «las amenazas» de multas de 900 euros y paralizan la actividad de Embutidos Rodríguez

Trabajadores de Embutidos Rodríguez, este miércoles, durante su protesta. / A.C.

La plantilla bloque los accesos de la planta de San Justo de la Vega con tres piquetes de neumáticos ardiendo e impide el acceso a una decena de camiones con cerdos | CCOO advierte que la compañía tiene abierto un expediente en Trabajo por valor de 10 millones

A. CUBILLASLa Bañeza

Desafiando al intenso frío, los 'falsos autónomos' de Embutidos Rodríguez han paralizado en seco su actividad para protagonizar este miércoles la primera jornada de huelga de un intenso calendario de movilizaciones.

Su objetivo, poner punto y final a su situación laboral de «precariedad y esclavitud».

Una primera convocatoria que, según el comité, han secundado el 80% de los 400 trabajadores cooperativistas de Servicarne, que han lanzado un órdago a la empresa pese a las amenazas de sanciones entre 300 y 900 euros y las posibles represalias a futuro.

Es más, según han denunciado desde CCOO, las denuncias interpuestas por varios trabajadores en la comandancia de la Guardia Civil son por directrices de la empresa.

A las puertas de la factoría tres piquetes de neumáticos prendidos y un cuarto en el acceso principal que ha impedido el acceso de una decena de camiones cargados con centenares de pollos.

Finalmente y ante la presión de los trabajadores, se han retirado, no sin antes mostrar su apoyo a los huelguistas haciendo tocar su claxon. «He podido hablar con ellos y es una miseria su situación», asegura uno de los camioneros que cargaba 220 cerdos.

Una huelga convertida en un golpe encima de la mesa ante la práctica «irregular» de la figura del falso autónomo que deja a los trabajadores «desprotegidos y sin derechos». Ni vacaciones ni baja laboral ni a la prestación de desempleo.

Un modelo arraigado en el sector cárnico al que CCOO ha plantado cara con una campaña que ha permitido la regularización en el último año de 6.000 de los 20.000 trabajadores que se encontraban en esa situación.

El último ejemplo, según ha señalado Vicente Canet, responsable nacional del sector de industria cárnica en CCOO, la regularización de los 862 falsos autónomos del Grupo Uvesa también contratados a través de Servicarne.

«No han aguantado a la presión sindical y laboral y han optado finalmente a cambiar su modelo de producción y volver a la legalidad para que en las cadenas de producción haya asalariados a los que se les aplique el convenio colectivo salarial», señaló Canet.

«Empresa pantalla»

Precisamente, según denunciaron, Embutidos Rodríguez es una de las dos únicas empresas cárnicas de gran tamaño en España que mantiene este modelo de producción a pesar de que la Inspección de Trabajo ha determinado que Servicarne es una «empresa pantalla».

Y ello se ha traducido en la apertura de un acta de liquidación de cuotas que ronda los 10 millones de euros. «La Inspección de Trabajo determinó que todas las personas que durante los últimos cuatro años han pasado por las instalaciones de Embutidos Rodríguez a través de la contrata de Servicarne son, en realidad, trabajadores de la propia empresa».

Una situación de «fraude» constatada que ha empujado a los trabajadores a salir a la calle a luchar por sus derechos. Y por ello, han advertido, no habrá marcha atrás y seguirán al frente de la lucha a la espera de que Embutidos Rodriguez se siente a negociar y regularice su situación.

Denuncias ante la Guardia Civil

La jornada de huelga ha provocado también un enfrentamiento entre trabajadores del centro. Así más de una veintena denuncias han sido presentadas por empleados de la fábrica ante la Guardia Civil por las coacciones y presiones sufridas hasta impedirles físicamente acudir a sus puestos de trabajo.

ENCUESTA LEONOTICIAS

 

Fotos

Vídeos