La Administración Trump alienta los pasos de Guaidó para levantar al Ejército contra Maduro

Un opositor con heridas por proyectiles, cerca de la base aérea La Carlota en Caracas. /REUTERS
Un opositor con heridas por proyectiles, cerca de la base aérea La Carlota en Caracas. / REUTERS

Bolton insiste en que la Casa Blanca mantiene «todas las opciones sobre la mesa» mientras exige a Rusia que se abstenga de ayudar al líder chavista

CAROLINE CONEJERONueva York

La Administración de Estados Unidos se apresuró a reiterar su apoyo total al líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, que este martes declaró el inicio de la fase final de la operación para arrebatar el poder a Nicolás Maduro. Para intensificar el 'momentum' del llamamiento a la sublevación del Ejército, mientras Guaidó y Leopoldo López arengaban a los venezolanos en las calles de la capital, el secretario de Estado, Mike Pompeo; el vicepresidente, Mike Pence, y el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, proclamaban al unísono el respaldo del Gobierno de EE UU a la 'Operación Libertad'.

«Estoy siguiendo muy de cerca la situación en Venezuela. ¡EE UU respalda al pueblo de Venezuela y su libertad!», escribió Trump en su cuenta de Twitter. «La democracia no se puede derrotar», declaró el secretario de Estado. El vicepresidente Pence exhibió un español rudimentario para declarar un «estamos con ustedes» y un «vayan con Dios» a los venezolanos que no tienen acceso a las redes tras los cortes de internet en el país.

LAS FRASES

Antonio Tajani - Presidente de la Eurocámara.
«Un día histórico para el regreso de libertad que el Parlamento Europeo siempre ha apoyado»
Miguel Díaz-Canel - Presidente de Cuba.
«El de Guaidó es un movimiento golpista que pretende llenar de violencia el país»
Andrés M. López Obrador - Presidente de México.
«Deseamos que haya diálogo y que se respetelos derechos ajenos porque eso es la paz»

Y una vez más fue el consejero de Seguridad Nacional el encargado de declarar que la Casa Blanca mantiene «todas las opciones sobre la mesa», incluida la intervención militar, al tiempo que recomendaba a Rusia que se abstenga de ayudar a Maduro. Según John Bolton, para quien la doctrina Monroe -el continente americano bajo la influencia estadounidense- está «viva y coleando», el ministro de Defensa, Vladimir Padrino; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Maikel Moreno, y el comandante de la Guardia Presidencial, Rafael Hernández, buscaban que Maduro abandone el poder pero se habrían echado atrás presionados por Rusia y Cuba.

Solución Blackwater

Este martes al menos, Padrino no parecía muy partidario de dejar caer al líder chavista. El Ejército, dijo, usará las armas para frenar a Guaidó, al que acusó de «intento de golpe de Estado» y «acto terrorista». En los cuarteles, según el titular de Defensa, reina la normalidad. «Y si hay que usar las armas, las usaremos» contra un acto que «andaba buscando derramamiento de sangre».

Manifestantes venezolanos a favor y en contra de Maduro protestaban en la sede de la Embajada en Washington, donde los opositores al régimen eran mayoría. Según testigos por Twitter, el Servicio Secreto protegía la sede diplomática.

Reuters publicó por su parte que Erik Prince, el rico partidario de Trump que dirige el negocio de seguridad global privado Blackwater, presiona a la Administración de EE UU para desplegar un ejército privado en Venezuela en una operación para derrocar a Maduro. El llamado 'príncipe de las tinieblas' lleva tiempo tratando de conseguir los recursos de inversión y apoyo político para una iniciativa que implicaría a unos 5.000 mercenarios.

Blackwater, el controvertido contratista paramilitar a cargo de numerosas operaciones en Irak, está de nuevo en el país árabe doce años después de ser expulsado a causa de una matanza de civiles iraquíes en 2007 por mercenarios del ejército privado que gestiona. Prince, el hermano billonario de la secretaria de Educación de Trump, Betsy DeVos, estaría empleando a una subsidiariar, Frontier Services Group. Lital Leshem, ejecutivo de la firma de capital privado Frontier Resource Group, mencionó que Prince tiene una solución para Venezuela.