Al menos 107 muertos tras estrellarse un avión en Cuba

Vídeo: Atlas

Han sobrevivido tres mujeres, que permanecen en «estado crítico» | La mayoría de los pasajeros eran cubanos, excepto dos argentinos y los seis tripulantes, que eran mexicanos

COLPISA/AFPLa Habana

Sumida aún en la tristeza y conmoción, Cuba cumplía el sábado un duelo oficial de dos días tras el accidente aéreo que causó la muerte de al menos 107 personas en La Habana, en circunstancias que aún deben ser esclarecidas.

El Boeing 737-200 se estrelló al mediodía del viernes cuando acababa de despegar desde el aeropuerto internacional de la capital cubana hacia Holguín (este), con 110 personas a bordo: 104 pasajeros, en su mayoría cubanos -según reporte de la prensa estatal- además de seis tripulantes mexicanos. La nave cayó sobre un campo de cultivo y se hizo pedazos. El accidente dejó solo a tres pasajeros sobrevivientes «en estado crítico», todas mujeres.

La información de la tragedia fluyó durante el viernes, pero no se detalló qué pudo haber causado que el avión se estrellara momentos después de despegar, cuando realizaba un viraje para continuar su rumbo. Las autoridades no han precisado aún si se encontraron las cajas negras. Una conferencia de prensa programada en el aeropuerto el sábado a las 15:00 horas locales podría proporcionar algunas aclaraciones.

«Se ha creado ya una comisión por parte del Ministerio de Transporte para investigar los hechos», dijo el viernes a la prensa el nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel y aseguró que informarán a la población de los resultados. Su antecesor de 86 años, Raúl Castro, quien acaba de ser operado de una hernia, dio instrucciones y envió «las condolencias a los familiares de las víctimas del catastrófico accidente». Él se mantiene como primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC).

La Dirección General de Aeronáutica Civil de México anunció el envió el sábado a Cuba de un equipo de especialistas para colaborar en la investigación. El avión que utilizaba la estatal Cubana de Aviación lo alquilaba de la mexicana Damojh (Global Air), bajo la modalidad de «arrendamiento húmedo», que ofrece además tripulación completa: usualmente dos pilotos, tres azafatas y un técnico.

Tras expresar sus condolencias a las familias y amigos de los fallecidos, Boeing dijo en un comunicado que un equipo técnico de la firma «está listo para ayudar, según lo permitido por la legislación de Estados Unidos y bajo la dirección de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de EE UU, a las autoridades cubanas».

Fabricado en 1979, según el gobierno mexicano, el avión había superado su última revisión en noviembre de 2017. A falta de publicación de la lista oficial de pasajeros, la incógnita continuaba el sábado sobre el número exacto de extranjeros que estaban a bordo del avión, además de la tripulación mexicana.

Algunos medios estatales informaron que el grueso de los pasajeros era cubano. Por ahora, solo el gobierno argentino ha confirmado la muerte de dos de sus nacionales en el accidente. A través de una carta, el papa Francisco expresó sus condolencias y se mostró «vivamente apenado» por del accidente. Además ofreció «sufragios por el eterno descanso de los fallecidos, a la vez que manifiesta su cercanía a los heridos».

En tanto, la leyenda del fútbol argentino Diego Armando Maradona, cercano a Cuba, transmitió sus condolencias a las familias de las víctimas, en sintonía con muchos gobiernos latinoamericanos y europeos. En las redes sociales, las fotos de las víctimas comenzaron a ser publicadas por familiares. Entre ellas figuraban el director musical José Angel y su esposa Amparo Iban, quienes retornaban a Holguín.

En el hospital Calixto García de La Habana, las tres mujeres sobrevivientes, en estado grave, seguían siendo motivo de preocupación. «Por el momento es un pronóstico reservado y su estado es de peligro», dijo a la televisión cubana el médico Carlos Martínez, director del hospital. Otra fuente médica dijo a la AFP que en algunos casos se necesitaron de hasta ocho cirugías para salvar a una paciente.

En La Habana y en Holguín (670 km al este de la capital), las familias de las víctimas eran atendidas por las autoridades. Los que viven en las provincias serán trasladados a La Habana para identificar a los muertos. En Ciudad de México, los familiares de los miembros de la tripulación también estaban en conmoción y habían sido atendidos por Global Air. «Ellos nos apoyan, nos ayudarán con los pasaportes para ir al lugar», dijo a periodistas Alejandro López, hermano del fallecido técnico Marco Antonio López Pérez.

El más reciente accidente aéreo en Cuba ocurrió el 29 de abril de 2017, cuando un avión de transporte de las Fuerzas Armadas se estrelló con ocho militares a bordo. El AN-26 de fabricación rusa chocó con una pequeña montaña, a unos 90 kilómetros al oeste de La Habana. Un avión de la aerolínea cubana Aerocaribbean cayó a tierra el 4 de noviembre de 2010, con 68 personas a bordo, de ellos 28 extranjeros, cuando cubría la ruta entre la oriental ciudad de Santiago de Cuba y La Habana. No hubo supervivientes.

Más información:

Equipos de rescate y bomberos trabajan en el lugar del accidente.
Equipos de rescate y bomberos trabajan en el lugar del accidente. / Afp

«Dio vueltas y cayó»

Testigos citados por 'Granma' han indicado que el avión intentó realizar un giro para volver a entrar en el aeropuerto y chocó con cables de electricidad durante la maniobra, si bien este extremo no ha sido confirmado de forma oficial. Ubicados a apenas un centenar de metros del lugar del siniestro, periodistas de la AFP comprobaron que el avión estaba completamente destruido y en llamas sobre un sector cerca del aeropuerto ubicado junto a un campo de cultivo. Una gruesa columna de humo se elevaba cerca del aeropuerto.

«El avión es un amasijo de hierros y otros materiales calcinados. Cayó sobre una siembra de boniatos, a 200 metros de las primeras edificaciones. Camiones cisterna apagaron el fuego. Una veintena de ambulancias trabajan en el lugar», explicó un reportero de la AFP. Según detalló previamente la televisión estatal cubana, «la aeronave se precipitó entre Boyeros y Santiago de Las Vegas».

José Luis, de 49 años, vive en los alrededores del aeropuerto, y desde el supermercado donde trabaja, a 300 metros del accidente, se puede ver el despegue de las aeronaves que salen del José Martí. «Yo estaba despachando cerveza y pan en el mercado. En ese momento veo que sale (el avión), dio vueltas y cayó. Todos nos asombramos».

El Consejo de Estado cubano ha decretado luto oficial desde las 6.00 horas de este sábado hasta las 00.00 horas del domingo 20 de mayo. Además, la bandera se deberá izar a media asta. El último accidente aéreo en Cuba se produjo en abril del año pasado. Un bimotor AN-26 perteneciente a las Fuerzas Armadas se estrelló en la región occidental de la isla caribeña y murieron ocho militares.

El Rey transmite a Díaz-Canel su «profundo pesar» por la tragedia

Felipe VI ha enviado un mensaje al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, para expresarle su «más profundo pesar» por el accidente sufrido por un avión operado por la aerolínea Cubana de Aviación con 104 pasajeros y nueve tripulantes y su solidaridad con «el querido pueblo cubano».

En el telegrama remitido a Díaz-Canel, el Rey transmite sus condolencias en su nombre, «en el del Gobierno y en el del pueblo español», han informado fuentes del Palacio de la Zarzuela.

Don Felipe, junto a la Reina Letizia, expresa todo su «apoyo y solidaridad a las familias de los fallecidos y los mejores deseos de recuperación de los heridos». El mensaje del jefe del Estado a Díaz-Canel concluye trasladando «el saludo más afectuoso para el querido pueblo cubano» ante la tragedia ocurrida.

 

Fotos

Vídeos