Rivera se lanza a la caza del votante indeciso ridiculizando a «Pablo Cansado»

Albert Rivera./EFE
Albert Rivera. / EFE

Si hace unos días la formación naranja desplegó una valla publicitaria contra Sánchez en pleno centro de Madrid, este viernes centró sus ataques en Casado en su primer vídeo de campaña

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Albert Rivera va a por todas esta campaña. El líder de Ciudadanos no quiere volver a quedarse en tierra de nadie y peleará las próximas dos semanas para ser decisivo en la formación del nuevo Gobierno que salga de las urnas el 28 de abril. Pero antes deberá lidiar contra su mayor gigante: su propio votante.

Según el último barómetro del CIS, la mitad de quienes en 2016 apostaron por el partido liberal no tienen decidido aún si volverán a hacerlo. Solo el 41% repetirá el sentido de su voto, mientras el 6,1% se irá a Vox y el 5% al PSOE. «A los indecisos les quiero decir que si no van a votar seguirá gobernando Sánchez, seguirá Iglesias y los independentistas», arguyó Rivera en el inicio de campaña.

El político catalán necesita convencer además a la mayor parte del millón y medio de indecisos que calcula dudan entre PP y Ciudadanos. Y para ello afila sus armas. Si hace unos días la formación naranja desplegó una valla publicitaria contra Sánchez en pleno centro de Madrid, este viernes centró sus ataques en Casado en su primer vídeo de campaña. Ciudadanos tiró de símil futbolístico para resolver la duda de un hombre que, a punto de salir al terreno de juego, habla con un amigo y le dice no saber a quién votar. El protagonista «decidido» argumenta a su colega por qué debe decidirse por Rivera y no por el popular, al que caricaturiza como «Pablo Cansado» y al que reprocha haberse «escondido» con la crisis catalana. Al contrario que el liberal que nunca se «arruga» y se «comió con patatas» a los secesionistas.