Estas son las diez plazas de Valladolid que Toma la Palabra quiere enriquecer con más vida social y cultural

Los candidatos de Toma la Palabra, en la plaza del Carmen, en Delicias. /RODRIGO JIMÉNEZ
Los candidatos de Toma la Palabra, en la plaza del Carmen, en Delicias. / RODRIGO JIMÉNEZ

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

A la hora de repartir folletos (anuncian un acto para este martes, a las 19:30 horas junto al túnel de Labradores), son Jesús Anta y Alberto Bustos (números cinco y tres en la candidatura de Toma la Palabra) quienes llevan la iniciativa. Un paso por detrás, Manuel Saravia, cabeza de lista, echa un vistazo a la plaza del Carmen y desgrana el proyecto que tienen para este («habría que robar algo de espacio al vehículo, que podrá seguir pasando, para que lo gane el peatón y la zona estancial») y otros nueve puntos de la capital.

Su intención es crear «diez plazas mayores en la ciudad»:intervenir en una decena de espacios (desde el urbanismo, pero también con la programacion de actividades culturales) para dotar a los barrios de más vida.

Atención al listado de plazas: Alberto Fernández, Rafael Cano, antiguo mercado central, delCarmen, Juan de Austria, Camilo José Cela, Marcos Fernández, de la cúpula del Milenio, de la Solidaridad y Plaza Mayor.

«El objetivo –explican– es potenciar esa función aglutinadora para que no sean solo una zona de paso, de tránsito, sino que se conviertan en un espacio de encuentro y de reunión». Para ello, proponen intervenciones (por ejemplo, la instalación de anfiteatros o la ampliación del espacio peatonal) para que puedan acoger actos que trasciendan al barrio. Así apuntan, por ejemplo, a la «rueda del Carnaval», con la idea de que la gran fiesta de disfraces de la ciudad se celebre cada año en una de estas plazas, en un barrio diferente, y salga por lo tanto del centro.

«En Valladolid hay 116 plazas, pero muy pocas cumplen la función urbana básica de este tipo de espacios:convertirse en un lugar abierto que invite a la reunión», aseguran. «El resultado final sería poder contar en la ciudad, bien dispuestas, con al menos con diez plazas de grandes dimensiones y de innegable carácter civil, limpias de artefactos, proporcionadas, dispuestas para acoger grandes encuentros ciudadanos, formadas no solo con el objetivo de recuperar la ciudad, sino para contribuir a su misma generación, a posibilitarla urbanística y políticamente«, añaden.

«Con frecuencia se vincula la identidad de una ciudad con su plaza principal. Y en Valladolid sería una buena ocasión para hacerlo. Pues la plaza mayor de Valladolid (de 80-86 x 124-126 metros cuadrados), es la primera y más grande plaza mayor regular que aparece en España, un espacio reordenado después del incendio de 1561 conforme a nuevas pautas compositivas (traza y «monteas» uniformes, proporciones) y técnicas (materiales, cortafuegos). Controlar su ocupación (tanto en tiempo como en espacio) parece necesario», concluyen.