Xiana Méndez: «El deber de los gobiernos es contribuir a rebajar la tensión comercial»

Un momento de la intervención de la Secretaria de Estado de Comercio. / Ramón Gómez

La secretaria de Estado de Comercio, interviene en el Foro Económico de El Norte de Castilla

Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez Bértolo (Pontevedra, 1977), ha protagonizado esta mañana la nueva edición del Foro Económico de El Norte de Castilla, celebrado en el Hotel AC Palacio de Santa Ana, bajo el patrocinio de Banco Sabadell, Gullón, Corporación Llorente y Collosa. En su intervención ha hablado sobre la Secretaría de Estado de Comercio y de su papel ante los desafíos actuales.

Méndez Bértolo, es licenciada en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas. En 2004 ingresó en el Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. Su carrera profesional arrancó en 2004 en el Servicio de Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía y entre 2013 y 2015 desempeñó diferentes puestos en la Dirección General de Política Económica del Ministerio. Desde agosto de 2015 era la consejera económica y comercial de la Embajada de España en Quito.

La ponente ha arrancado su intervención haciendo un análisis del contexto actual. Ha explicado cómo la Secretaría de Estado de Comercio cumple dos principales funciones en materia de comercio exterior, que es competencia del gobierno central y también en materia de comercio interior, competencia transferida a las Comunidades Autónomas. «Dos áreas apasionantes y que en este momento se enfrentan a retos importantes y que se encuentran en un punto de inflexión», ha dicho.

En cuanto comercio exterior ha remarcado que «vivimos en un contexto de incertidumbre en lo relativo a la economía internacional». Una situación que viene derivada de las tendencias proteccionistas por parte de algunos países como EEUU, que obligan a la UE a que tome medidas sobre los flujos comerciales, al auge de determinadas potencias como China, y también otras cuestiones como el aumento de los precios del petróleo y la desaceleración económica mundial. «Todo ello, tiene un gran impacto en una economía tan abierta como la española».

Se ha referido al reciente informe del FMI donde se han visto rebajadas las previsiones de crecimiento de todas las economías, de cara al 2019. También en España. No obstante, ha matizado que nuestro país «sigue creciendo por encima del promedio de las grandes economías de la Zona Euro». De todos los factores que podrían detraer al comercio internacional, ha destacado el auge de las políticas proteccionistas, la lucha entre EEUU y China, la política espiral que envuelve EEUU con respecto a la UE. Según ella, la principal recomendación en política económica es rebajar la tensión proteccionista. «El deber de los gobiernos es contribuir a rebajar la tensión comercial. Es importante para todas las economías, pero especialmente para la española, que es una de las más abiertas a nivel mundial», ha apuntado.

España no puede ser ajena a la evolución de las tendencias del comercio internacional. Ha remarcado que el 2017 fue un año «excepcionalmente bueno» para las exportaciones, que crecieron a un ritmo muy acelerado. En 2018 asistimos a una desaceleración en el ritmo de crecimiento de las exportaciones, también de las importaciones. Con datos de noviembre, las exportaciones han crecido aproximadamente un 3,4 % (263.857 millones de euros en los 11 primeros meses) y las importaciones en torno al 6% (294.448 millones de euros). Con estas cifras y a pesar de la desaceleración, 2018 ha sido un año récord en volumen de las exportaciones, en número de empresas exportadoras y en número de empresas exportadoras regulares. «El sector exterior fue el que tiró de la economía, tanto en los años de la crisis, como en los últimos 4 años de crecimiento sostenido. Esperamos que se siga manteniendo así», ha dicho.

También ha hablado de la financiación, como un revulsivo para el modelo español. Ha remarcado que «ahora no sólo recibimos recursos, sino que somos capaces de financiar proyectos en el exterior. Esto es todo un cambio en nuestro modelo de crecimiento, que ahora es mucho más saneado y sostenible».

En cuanto a la inversión directa extranjera, durante los 3 primeros trimestres del 2018, España fue el octavo receptor a nivel mundial, dentro de un contexto en el que la inversión extrajera se redujo en un 40%. «Fue un año negativo para la inversión, sin embargo en España la inversión directa experimentó un crecimiento del 75% en términos brutos y casi un 150% en términos netos». Ha remarcado que la mayor parte de esa inversión, provenía de Reino Unido.

En cuanto a las políticas aplicadas desde la Secretaría de Estado de Comercio, ha reconocido que son «muy conscientes de que es necesario poner en marcha políticas que puedan acompañar a nuestras empresas en su apuesta por los mercados exteriores y políticas que puedan atraer mayor cantidad de recursos a la inversión directa extranjera».

Según ha explicado Méndez, el Gobierno está preparando el plan bienal dentro del marco de la Estrategia de Internacionalización 2017-2027, que será aprobado a finales de marzo y que se focalizará en los siguientes pilares: la incorporación de la innovación, tecnología, marca y digitalización en los procesos de internacionalización, la adaptación a las necesidades de las empresas, el aprovechamiento de las oportunidades que se crean derivadas de la agenda comercial europea y de las instituciones y organismos multilaterales, la captación y consolidación de la inversión extranjera productiva y generadora de empleo de calidad y también el refuerzo de la coordinación y complementariedad de las acciones de todos los agentes que participan en las estrategias de internacionalización.

Otra de sus líneas de acción de las que Méndez ha hablado son los instrumentos financieros, según ella «todavía muy desconocidos» y que son, además del ICEX, el FIEM, Cofides y CESCE.

Sobre la situación de la empresa española ante el Brexit, ha dicho que «es un tema que nos ocupa y nos preocupa». Ante la próxima salida del Reino Unido de la UE, prevista para el 29 de marzo ha incidido en que «la pelota está en el Parlamento Británico. Estamos esperando a que logren un consenso o presenten una alternativa». Ha asegurado que el Gobierno español está trabajando en medidas temporales, transitorias, de tipo paliativo ante el Brexit, en la línea que marca la UE de que no sean definitivas y eviten la negociación bilateral. «Trabajamos en preparar a las empresas españolas ante un nuevo marco regulador de exportación-importación ante el Brexit». En el peor de los escenarios, con un Brexit sin acuerdo a partir del 30 de marzo, «Reino Unido será un tercer país». «Es uno de los principales mercados, tanto origen como destino, y también uno de los principales inversores. Siempre ha sido un gran socio. Hay que aprender a hacer negocios en un marco diferente y a pesar de las amenazas que conlleva un Brexit sin acuerdo, aquellas empresas que lleguen mejor preparadas, podrán consolidar y aumentar su cuota de mercado», ha dicho.

En cuanto al comercio interior, ha hecho hincapié en que éste ha cobrado especial importancia en los últimos tiempos en España. «Nos enfrentamos a un punto de inflexión en la actividad comercial por las nuevas formas de competencia, especialmente el comercio online», ha indicado. «Es una tendencia imparable. El consumidor demanda nuevos canales de comercialización. Por tanto, este nuevo reto debe ser conocido y debemos poner los medios para disminuir la brecha tecnológica, fomentar la innovación en el pequeño comercio, sobre todo y potenciar el elemento diferenciador del comercio de proximidad. Crea empleo, riqueza, calidad de vida y vertebra el territorio».

En vista de lo esencial que resulta el comercio para el país, desde la Secretaría de Estado de Comercio se han propuesto acompañarle con políticas puestas en marcha en colaboración con las Comunidades Autónomas. Para ello, se está aprobando un plan para la modernización del comercio 2019-2020 que incluye la aplicación de nuevas tecnologías en el comercio tradicional, la puesta en marcha del observatorio del comercio 4.0 y la creación de la mesa de intrusismo.

 

Fotos

Vídeos